domingo, 14 de noviembre de 2010

No es lo mismo pero se parece

Una vez más se vuelve a demostrar que los políticos temen más a las hemerotecas que a sus rivales. La prensa rescata este domingo de los archivos una fotografía tomada en 2003 a Trinidad Jiménez, flamante ministra de Asuntos Exteriores, en la que aparece sonriente con una pegatina en su solapa donde se lee Sáhara Libre.
   Las portadas de la prensa de hoy hacen grandes huecos a las imágenes de la manifestación celebrada ayer en Madrid  para condenar el brutal ataque marroquí contra el pueblo saharaui en El Aaiún, del que todavía se desconoce el número exacto de víctimas. Las fotografías retrotraen al 16 de febrero de 2003, cuando Aznar perdió la calle y el respaldo popular para empezar a enfilar el camino de salida del Palacio de la Moncloa. Ese día de febrero millones de ciudadanos se manifestaron por todo el país contra la guerra de Irak.
   Hace 24 horas en la capital de España mismo escenario para mostrar el rechazo de miles de personas a la agresión padecida por el pueblo saharaui. Si en 2003 el PP fue el único que no tuvo un hueco en la concentración antibelicista, ayer en Madrid quien no estuvo en la calle tras la pancarta fue el PSOE. Y ya se sabe qué ocurrió en las urnas un año después de que el pueblo español saliera de casa para gritar bien alto No a la guerra. El Sáhara no es Irak, pero los paralelismos son evidentes.
    Hoy 14 de noviembre se cumplen 35 años de los bautizados como Acuerdos de Madrid. Con Franco agonizando, el Gobierno de Arias Navarro entregaba El Sáhara a Marruecos y se marchaba de aquella zona con el rabo entre las piernas. La misma sensación que se nos está quedando en 2010 a la vista de cómo el Ejecutivo afronta esta crisis, apoyado en el burladero sin atreverse a bajar a la arena, mientras la ciudadanía ya ha tomado partido saltando a la calle como espontáneos.

No hay comentarios: