viernes, 10 de diciembre de 2010

Hoy puede ser un gran día

Dicen que la televisión se ha convertido por méritos propios en el medio de comunicación peor valorado por la población. Posiblemente lo haya ganado a pulso pero no me cansaré de repetir que la que se hace en España está entre las mejores del mundo. Y al que me señale el ejemplo de la BBC le podría enumerar los escándalos que ha protagonizado la cadena pública británica en apenas unos años.  La televisión juega un papel clave en el mundo globalizado y, con permiso de Internet, es la ventana donde todo el mundo se asoma cuando sucede una noticia o un evento extraordinario. Pero también es el medio de comunicación que posiblemente dedica más espacio a las noticias positivas siempre, eso sí, que vengan con imágenes adosadas.
   Esta semana hemos sido testigos del rescate de un hombre que cayó a las vías del metro de Madrid. El héroe por accidente resultó ser un joven policía llamado Angel -cómo no- que se jugó la vida al bajar al tendido y retirar el cuerpo del hombre, que al parecer viajaba bajo los efectos de la heroína, milésimas de segundo antes de que un convoy arrollara a ambos porque no pudo frenar a tiempo. Las imágenes que han dado la vuelta al mundo, sin ir más lejos el agente ha sido entrevistado por la televisión china, puede verlas aquí mismo:(www.elmundo.es/elmundo/2010/12/03/videos/1291409794.html). Este tipo de noticias cuesta aparecer en la primera plana de los periódicos o en las aperturas de los progranas de radio, no así en televisión porque su fuerza es innegable.
   Ayer también tocó milagro en Madrid. De momento no han trascendido las imágenes, pero seguro que han sido grabadas por las cámaras de la M-40, el segundo anillo de circunvalación de la capital de España. Un policía municipal fuera de servicio salvó la vida de una mujer embarazada, su hija de 10 años y la joven copiloto tras volcar en esa vía el coche en el que circulaban. El accidente ha provocado el adelanto del parto de la conductora, cuyo bebé ha nacido con apenas 1,2 kilos y permanece en una incubadora del Hospital 12 de octubre. El agente Faustino Domínguez ha contado que "cualquiera" hubiera actuado igual y que lo único que desea es que el bebé y su madre se recuperen para llevarles pronto un regalo.
  Como no hay dos sin tres -somos así de originales-, la prensa recogía el miércoles en una página perdida una de esas noticias que tocan la fibra sensible. Es la de Nuria García Rollán -la pueden ver en la fotografía de arriba-, una escritora con sindrome de Down autora de un libro de poesía titulado Quisiera. Nuria acaba de ver cumplido un viejo sueño, el de participar en una sesión de lectura en la Biblioteca Luis Rosales del barrio madrileño de Carabanchel. Esta semana se ha contabilizado más de un gran día. Que siga la racha porque este país los necesita más que nunca.

No hay comentarios: