viernes, 1 de abril de 2011

En abril subidas mil

Así da gusto arrancar el mes. El recibo de la luz sube un 5,2% para 7 millones de hogares; el precio de la bombona de butano crece desde hoy un 6,1%; la tarifa del gas se encarece otro 4,1%; el euribor escala de nuevo y supone 50 euros más al mes para las hipotecas; y la inflación se acerca peligrosamente al 4%. Por supuesto, los sueldos continúan varados en dique seco y las pensiones congeladas, en una economía cuyos brote verdes siguen sin aparecer por ningún lado. A todo esto, el lunes conoceremos los datos del paro de marzo y, a la vista que el Gobierno no ha adelantado nada, se barrunta ampliación de plantilla.
   Y lo de la gasolina. Con la no guerra de Libia los carburantes repiten sus precios de récord.Y lo que te rondaré morena. Las petroleras se frotan los surtidores a la vista de las vacaciones de Semana santa, fechas en las que nos arrean las ya tradicionales subidas aprovechando que salimos en tropel a las carreteras. Así que la verdadera semana de pasión se vivirá en las gasolineras. Al tiempo.
   Menos mal que el Gobierno ha tomado cartas en el asunto y, en su reunión de hoy, aprobará la creación de la Comisión Asesora de la Competitividad. Una decisión arriesgada y valiente que la ciudadanía, ya lo sabe, aguardaba como agua de mayo para salir de la crisis. ¿Qué para qué sirve esto de la comisión? Bien, buena pregunta. De momento no está muy claro aunque ya se ha adelantado que será para algo así como "llevar a cabo un análisis independiente de la evolución de esta variable de la competitividad para apoyar las decisiones del Gobierno, y ayudar al diálogo y las negociaciones con los interlocutores sociales". O sea, más bien nada de nada pero con despacho y coche oficial.
   De momento no ha trascendido la paguita que se embolsarán tanto Boyer como los otros seis asesores que contará esta comisión gubernamental, aunque se da por hecho que superará los 641,40 euros del salario mínimo interprofesional. Quizá su primera medida, avanzamos aquí ideas, podría ser aconsejar al Ejecutivo que todos los meses sean febrero para que así las familias llegen más desahogadas a final de mes.Todo es ponerse.
PD. Como era de suponer, las gasolinas alcanzaron su nuevo récord maximo en plena Semana Santa, 20 días después de haber sido publicado este artículo. Compruébalo clickando aquí.

1 comentario:

Ágata dijo...

Te han copiado el titular de el QUÉ! de hoy.
Siempre marcando tendencias, Sr. Gago.