viernes, 6 de mayo de 2011

Brent que estás por los cielos

El director de la Real Academia de la Lengua Española ha convocado una reunión de urgencia de la Comision de refranes y frases hechas de la institución que lleva a gala, como Don Limpio, limpiar, fijar y dar esplendor y lustre al idioma. Los expertos filólogos debatirán este fin de semana sobre la conveniencia de añadir una excepcion a la expresión 'todo lo que sube, baja'.
   La petición para el cambio no procede de los usuarios de los afamados artículos de las compañías Durex o Control sino de los millones de automovilistas patrios. Esos que esta semana han soportado en las gasolineras el quinto máximo e histórico récord anual en el precio de las gasolinas y gasóleos. Mirar los carteles de las tarifas por litro de las estaciones de servicio se asemeja cada vez más al momento de escrutar las notas de ese hijo que trae cuarto y mitad de suspensos: un vistazo rápido y exabruptos al canto.
  La Comisión de Expertos de la Academia de la Lengua cuenta con el informe que le han redactado desde la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia -ese organismo que ni está ni se le espera- y que impone, de vez en cuando, multas millonarios que uno no sabe si al final se pagan o pasan a la carpeta de fallidos. El documento expone que ayer jueves el precio del barril de petróleo Brent se pegó un batacazo y pasó a costar un 5% menos que en la jornada  precedente. Es decir, baja ya en paracaidas esta semana desde los 121,19 dólares a los 105,80 dólares por barril (-16%). El precio se espatarra porque el dato difundido ayer de la subida del paro en EE UU pronostica menos consumo de oro negro.
   Las casas de apuestas por internet no admiten vaticinios de lo que ocurrirá en los próximos días en las gasolineras españolas porque está todo bastante claro: bajará el precio de las gasolinas, muy muy muy suavemente, despacio, sin prisas, entorno a 1 ó 2 céntimos por litro. Y tan panchos. Argumentarán que el impuesto especial de hidrocarburos saturados y oxigenado se ha movido al alza, junto al flete del transporte marítimo de petroleros, y que el recipiente de los barriles de crudo cuestan ahora más porque se fabrican en un material ecológico muy caro al que obliga una ley desconocida y aprobada por el parlamento europeo. Y si cuela la excusa, cuela, el caso es seguir haciendo caja y esquilmando los bolsillos del personal.
  Mientras tanto, en la sede de la Academia de la Lengua, los expertos acordarán por aclamación derogar la frase 'todo lo que sube, baja' y, de paso, introducir en el diccionario el término pitorreo como sinónimo de empresas petroleras españolas.

1 comentario:

Gueimonde dijo...

Madre mía Ignacio!!no nos tires de la lengua por favor,es indignante.en fin,habrá que empezar a criar ganado e ir en caballo,seguramente nos saldría mas rentable.

Un abrazo refranero.