jueves, 26 de mayo de 2011

Mejor imposible

Telefónica cerró el 2010, año de crisis donde los haiga, con un beneficio esplendoroso de 10.167 millones de euros. Repetimos: beneficio de 10.167 millones de euros. La primera multinacional española, que hace un par de años dedicó unas migajas de su tesoro anual para rebajar el montante de las facturas de sus clientes en paro, se cubre ahora de gloria con un ERE -Expediente de regulación de empleo- que tendrá a buen seguro un hueco en la edición de este año del Libro Guinness de los Récords.
 La operadora de telecomunicaciónes, con el beneplácito de los sindicatos, ha aprobado que ese expediente se alargue durante los próximos cinco años y que afecte a 8.500 de sus empleados, lo que supone hasta el 25% de la plantilla. Por supuesto, la factura de buena parte de este ERE correrá a cargo de las menguadas arcas del Estado, donde las telarañas andan con el negocio a pleno rendimiento y ampliando personal.
  Como hay que lanzar a los mercados financieros internacionales un mensaje positvo de la economía española, a esta noticia de Telefónica añadimos un bonus para sus altos directivos por valor de 450 millones de euros. Aquí que no falte ni gloria. Y, para rematar el cuadro, y por aquello de que hay quien busca el toque simpático y cachondo de los españoles, pista para un artista llamado José María Alvarez-Pallete, de ocupación, presidente de Telefónica América. Aquí lo tienen en este impagable video, jugando a los marcianitos, durante la Junta General de Accionistas de la compañía en la que se difundió la buena nueva del ERE y el bonus a tocateja. El niño de la Telefónica sale esta semana a hombros, con dos orejas y rabo, de esta corrida fuera de abonus de la feria de San Isidro.  Repetimos: el año pasado la compañía amasó un beneficio de 1.167 millones de euros, unn 30% más que el ejercicio precedente. Olé.

1 comentario:

Gueimonde dijo...

¡¡Madre mía!!es impresionante,cuanto mas tenemos mas queremos,hay que ser... En fin,ya empiezo la mañana de buen humor,menos mal que en mi jornada laboral voy a ganar casi tanto como los de timofonica.Un saludo Ignacio