domingo, 26 de junio de 2011

El CV de ZP

Ante un previsible naufragio político no se estila el "primero, mujeres y niños" porque, para empezar, sería políticamente incorrecto. En el Gobierno Zapatero ya hay quienes se están buscando las habichuelas lejos -bastante lejos- del Palacio de la Moncloa y el Congreso de los diputados. Dos hombres del presidente -y una mujer- han hecho o están haciendo el petate en los últimos días: el ex ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, la ex ministra de Igualdad, Bibiana Aído, y el secretario general de la Presidencia, Bernardino León.
   La bisoña gaditana, cuya labor ministerial estuvo marcada por la chufla periodistica, deja la secretaría de Estado de Igualdad apenas 7 meses después de dar carpetazo al ministerio que no pudo, supo o quiso cortar de forma tajante la sangría de los casos de violencia de género. Aído ha pillado como asesora en la Agencia de la ONU para la Mujer -organismo del que prácticamente todo hijo de vecino desconocía su existencia-. La de Alcalá de los Gazules, ahora bautizado como Alcalá de los Azules tras el pacto PP-IU que ha dejado alcalde popular en la cuna del socialismo gaditano, pone tierra y agua de por medio y se planta en Nueva York con paga fija y, delo por hecho, coche oficial, gastos de represetación y billetes de avión gratis en clase business a cargo, al menos es un consuelo, de Naciones Unidas.
 Moratinos también está a punto de encontrar curro en la ONU, concretamente como jefe de la FAO, la agencia que se dedica a la alimentacíón y la agricultura. Hoy domingo puede salir elegido para un cargo  cuyo despacho le llevará a Roma, aunque la cierta fama de gafe le pueda jugar una mala pasada en la votación prevista. El ministro de Asuntos Exteriores al que toreó  la gran potencia mundial de Gibraltar se ha descolgado con unas declaraciones de la escuela de Pajín y la fallida "conjunción plantearia" Obama-ZP: "Estoy convencido -ha dicho- de poder acabar con el hambre en el mundo". Se desconoce, por ahora, si Moratinos se encontraba bajo los efectos del jet-lag tras esta pasada de frenada.
   El eficiente Bernardino León deja a Zapatero, su pareja de baile, para intentar buscar acomodo como "enviado especial de la UE para el Mediterráneo Sur y los procesos de transición" hacia la democracia en la región. O sea, algo así como la versión low-cost de la Alianza de Civilizaciones.
   Con Zapatero quemando sus últimos cartuchos en Moncloa y deshojando la margarita del adelanto de las generales previstas en principio para marzo, el futuro laboral del jefe de Gobierno está por escribir y descubrir. El currículum vitae -CV- de ZP no es muy atractivo si se mira la experiencia laboral que aporta desde que estalló la crisis económica. Las grandes empresas se lo pensarán muy mucho antes de sentarlo en uno de sus consejos de administración y suena a chiste que el de León emprenda una gira mundial para dar conferencias en universidades, preferentemente estadounidenses. Quizá la única oferta que reciba sea la del Consejo de Estado, esa institucíón tan necesaria y vital para la democracia española donde se encontrará con su ex mano derecha María Teresa Fernández de la Vega y, también, con el extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el hombre de Estado que comprendía a los GAL. La paguita del Consejo asciende a unos 80.000 euros brutos anuales, cantidad casí idéntica a la que tiene derecho de forma vitalicia como ex presidente del Gobierno. A Zapatero, con estas cifras, no le urge redactar y enviar su CV sino buscar fecha electoral. Quizá el domingo 18 de marzo de 2012, víspera del 200 aniversario de La Pepa. La terca Historia a veces se repite y en vez de franceses el pueblo español tendrá la oportunidad, dos siglos después, de derrotar al pesimismo y la crisis y abrir una nueva etapa para que el día postelectoral se recuede, posiblemente, como El Alfredo o El Mariano.

No hay comentarios: