viernes, 16 de diciembre de 2011

ONG Moñas navideños

Lo reconozco abiertamente para que conste en acta: soy un moñas navideño y me ofrezco a presidir una ONG con ese nombre. Cuando se acercan estas fechas disfruto con todas sus tradiciones. Bueno, con todas, no. Desde hace años persigo la invasión anglosajona de Papá Noel y disparo mentalmente contra todos los muñecos de este gordo que las familias colocan escalando sus balcones y ventanas. Si de mi dependiese, redactaría un decreto-ley prohibiendo la difusión de su imagen en España y otro en defensa de los Reyes Magos.
   Lo único salvable de Papá Noel radica en el hecho de que el personaje es un invento de Coca-Cola, de la que soy adicto. Hasta hace unos años, las grandes marcas estrenaban en televisión durante la Navidad sus mejores y más cuidados spots: desde el de las muñecas Famosa, los de El Almendro o el recordado Hola, soy Edu de la extinta Airtel. Qué decir de los magníficos anuncios del calvo de la Navidad con su música inconfundible de Doctor Zhivago como nuevo himno navideño contemporáneo. Ojalá los nuevos responsables de Loterías del Estado lo recuperen para el año que viene.
  La Navidad del peor año de la crisis nos está dejando en televisión unos spots de garrafón, donde la avalancha de comerciales casi clónicos sobre colonias y perfumes provocan el bostezo en el espectador. El de Freixenet con Sara Baras es, posiblemente, el peor hasta la fecha de la empresa catalana de cavas. La sorpresa agradable la ha traído El Corte Inglés con su anuncio protagonizado por un Tony Leblanc que se sale, llega a los sentimientos y toca la fibra sensible.
  Y el de Coca-Cola, estrenado hoy viernes. Adaptando uno del año anterior, con una versión excelente de la canción Whatever de Oasis, y bajo el lema Un mundo mejor es posible de su campaña Razones para creer. El mensaje que nos deja es cristalino: a pesar del mal momento económico actual, y con los negros augurios para 2012, los españoles sabemos demostrar nuestro espíritu trabajador, ayudar al que lo necesita y esforzarnos para sacar lo mejor de nosotros mismos. Compruébalo pulsándo aquí.

No hay comentarios: