jueves, 28 de abril de 2011

Enrocados

Gibraltar es sin lugar a dudas la constatación de la auténtica y verdadera aldea global del siglo XXI: pese a su reducido tamaño aparece muy destacado en absolutamente todos los mapa mundi editados y las empresas de medio planeta se rifan contar con sede oficial en el Peñón, ya se para escapar de duras leyes fiscales e incluso de códigos penales puntillosos. Estos son nuestros queridos vecinos del bloque de pisos. Esos que pagan con retraso el recibo de los gastos de comunidad -cuando lo hacen- y que andan todo el día protestando por las averías del ascensor y la suciedad de las zonas comunes. Para más inri, son ellos,  indefectiblemente, los causantes de esas averías y de la falta de limpieza.
  Esta semana en aguas de la Roca -esa que según el Tratado de Utrech son de soberanía española- se ha producido el enésimo incidente entre patrulleras de la policía gibraltareña y embarcaciones de la Guardia Civil. Los agentes del instituto armado perseguían a unos presuntos narcotraficantes y los llanitos salieron en auxilio....de la lancha desde la que se lanzaban al mar fardos sospechosos de contener droga. Sí, la viva y chusca imagen de los pájaros disparando contra las escopetas. Todo es posible en las aguas de la bahía de Algeciras cuando entran en acción las patrulleras de la Royal Navy, no en vano Gibraltar siempre ha llevado a gala ser durante siglos tierra cobijo de piratas.
  La primera vez que visité el Peñón, allá por 1986, estrenaba carné de conducir y escapada con los amigos. Al cruzar la verja me acerqué al típico bobby. Bajé la ventanilla de mi Seat Ritmo y le espeté con mi inglés de la Universidad de Kanfort:" Excuse me. Please, the way to te cablecar?", que viene a ser algo así cómo que para dónde tenía que ir para llegar al teleférico que sube hasta lo más alto de la única colonia que resiste en Europa. El policía se aproximó y me respondió en un andalú que ni Curro Jiménez y Falete al alimón: "Mira, shavá. Tira to tieso payá, y en cuantito pase do calle, a la deresha y no tié perdida". La risa floja era la banda sonora en el interior del coche nada más escuchar a un bobby que, si lo pretendiese, podría presentarse a las oposiciones del cuerpo de la policía municipal de Arcos de la Frontera.
  Esa risa floja viaja ahora a bordo de las lanchas de la policía gibraltareña cada vez que otean en el horizonte cercano a las patrulleras de nuestra Guardia Civil. La misma risa floja con la que el embajador británico en España recibe las quejas que sobre los incidentes en esas aguas le remite la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. Con estos vecinos encoloniados, verdaderamente, no hay quien viva. Encima no pagan la comunidad, nadie se atreve a desahuciarlos y se burlan de nosotros. No importa. Quien ríe último, ríe mejor, aunque no venga contemplado en el Tratado de Utrech.

lunes, 25 de abril de 2011

Consejo gratuito

Que el ministerio de Industria sea competente en televisión viene a ser como que la dirección general de la Marina Mercante reclame competencias sobre las barcas del estanque del Retiro. Mientras que los toros cambian de tercio y pasan a depender del ministerio de Cultura, del que cuelga el cine, las cadenas aguardan a que concluya el anacronismo de rendir servidumbre al ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La última vez que habló sobre televisión su titular, Miguel Sebastián, las cuevas de Altamira todavía registraban inquilinos que pintaban en las paredes.
   Manda Trillos que la televisión, que financia 12 de cada 9 películas españolas -más o menos-, y a la que la ley obliga a sostener económicamente esta industria del entretenimiento, sea prácticamente una apestada en el mundo cultural. Para echar más guindas al pavo, es Cultura y no Industria quien otorga el Premio Nacional de Televisión.
   España, Liechtenstein y, puede que Ciudad del Vaticano, son los estados europeos que carecen de algo parecido a un consejo audiovisual de ámbito nacional que agrupe la mayoría de las competencias sobre radio y televisión. El proyecto del nonato Consejo Estatal de Medios Audiovisuales –CEMA- duerme en un cajón a la espera de tiempos económicos mejores y de un consenso para su creación, de momento imposible, entre PSOE y PP.
  Los consejos audiovisuales cuentan con mala prensa. Y es así porque los que existen en nuestro país –Cataluña, Andalucía y Navarra- se mueven por impulsos y directrices políticas alejadas del negocio de la televisión. Mientras que el organismo de la comunidad foral trabaja casi en la clandestinidad, los otros dos saltan a los teletipos por inacción en polémicas que afectan a sus canales autonómicos o por asuntos tan televisivos como facturas de comilonas entre sus miembros. Además, el catalán y el andaluz suelen mirar más la paja de las cadenas nacionales que las vigas en TV3 y la RTVA, ya que no es lo mismo criticar al vecino de escalera con el que te cruzas diariamente en el ascensor que al que sólo va por allí de vacaciones. Por no hablar del reparto de asientos en los consejos, con unas cuotas políticas a imagen y semejanza del parlamento regional y que viste de flamantes consejeros a personajes que no distinguen un share de un rating, Gran hermano de Supervivientes o dan por hecho de que Alberto Oliart sigue jubilado como ministro de Defensa.
  Las cadenas privadas temen al CEMA más que a un nublao y repiten que traerá censura. No es verdad. Los Consejos Audiovisuales Estatales traen orden audiovisual y también sanciones severas para las cadenas que se saltan la ley. Si el CEMA es una fotocopia aumentada de los consejos andaluz y catalán tomará de nuevo vigencia la sentencia de Ortega y Gasset: “No es esto, no es esto”.

jueves, 21 de abril de 2011

Prietas las filas en chándal

La CIA anda en ello. Concretamente, su departamento de mensajes subliminales. Al servicio de espionaje estadounidense, y al MI5 británico, no le han pasado por alto la irrupción el martes de Fidel Castro en el democrático y libre VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. El líder caribeño, a sus 84 años, no lució su uniforme verde oliva de comandante de una revolución decrépita que nada a flote gracias a  los dólares imperialistas que manan del turismo capitalista. Para la ocasión sacó de nuevo su lustroso chándal, una ropa muy casual siempre de moda entre la población reclusa.
  Sin embargo, en esta ocasión el octogenario Castro ha cometido de nuevo una traición. Si en 52 años ha sido incapaz de meter en cintura las ansias de libertad de su pueblo, ahora también ha traicionado a Adidas, la multinacional del deporte que se encargaba de proporcionarle el chándal. El dictador del siglo XX que ha logrado seguir dando su matraca de patria o muerte en la centuria de la aldea global, elige ahora la marca Fila. Al menos, para aparecerse entre sus acólitos del Congreso del PCC. En la sede de la CIA y el MI5 se recibió hace unas horas un cable encriptado procedente de los expertos del CNI español, una vez examinada la indumentaria deportiva y la marca de la prenda: "Castro ha mandado a su gente a través del chándal el mensaje de 'Prietas las filas'. Corto y cierro".
   El cónclave comunista cubano ha servido, además, para captar las típicas imágenes que antes destilaban tras el telón de acero y que, ahora, sólo se ruedan en Cuba, Corea del Norte y dictaduras de medio pelo: la de soldados desfilando y portando kalashnikov en las jornadas previas al Congreso del Partido Comunista de turno, las consignas manoseadas de siempre, los ataques al enemigo exterior y un palacio de convenciones lustroso y repleto de dirigentes -con pensamiento único y monolítico- que rebajan a becarios a aquellos asistentes de los recordados congresos del Partido Comunista búlgaro, esos con una unanimidad del 99,9%.
  El uniforme verde oliva de Castro quizá ande en la tintorería. O, posiblemente, su tela haya sido atacada por las polillas. El Gobierno cubano sigue repartiendo alcanfor para apuntalar una revolución imposible, con una renovación del aparato del partido donde la savia nueva procede de un tal José Ramón Machado, de 80 años. El régimen comunista y hereditario cubano que comanda Raúl Castro, al borde también de los 80 tacos, continúa sin creer en la democracia. Imperfecta pero democracia.

martes, 19 de abril de 2011

625 líneas más de la Transición

Todo periodista, tarde o temprano, se mira el ombligo. Es el caso. 625 líneas más de la Transición es el título de un sencillo documental sin pretensiones y de 15 minutos de duración realizado por Breikin Nius en la primavera de 2006, apenas unos meses antes del 50 aniversario del nacimiento de la televisión en España.
  625 líneas más de la Transición -producido por Elamedia- se estrenó durante los Cursos de Verano de la Univesidad de Cádiz para difundir el papel clave desempeñado por la televisión durante la Transición política. En él aportan sus reflexiones y puntos de vista personajes que vivieron desde primera fila, y desde la pequeña pantalla, ese periodo de nuestra historia reciente: Victoria Prego, Iñaki Gabilondo, Alfredo Amestoy, Antonio Mercero y Paco Lobatón, entre otros. Si quieres verlo pulsa aquí.

lunes, 18 de abril de 2011

Pecados compartidos

Rechace la idea de que en España se hace una pésima televisión donde prima la telebasura, ya lo lea en el The New York Times o en El Adelantado de Segovia, en boca de un filósofo emérito o en la de un reponedor de Carrefour. No es cierto. Aquí, en unas cadenas más que en otras, fabricamos programas más que notables. Eso sí, no se equivoque: la televisión no es –ni lo pretende- una universidad y el lugar donde formarse como ciudadano, sino únicamente un medio de comunicación enfocado al entretenimiento y la información. Más lo primero.
   Ni caja de madera ni caja tonta, sino un espejo de la sociedad de nuestro tiempo que emite todo, lo mejor y también lo peor de nosotros mismos. Un espejo cóncavo y convexo que refleja a Punset y a Karmele, documentales de La 2 y Dónde estás corazón, entrevistas en directo a Zapatero y al abogado Rodríguez Menéndez, que es gratis o de pago, pública y privada, pero en la que siempre decide su dedo pulgar cuando se posa sobre ese o aquel botón del mando a distancia.
   El periódico nacional que más ataca a la telebasura se despachaba días atrás con este titular en su sacrosanta portada: ‘Boda del ex jefe de campaña del PSC con el productor de Sálvame’. En el interior, despliegue fotográfico de invitados como Jorge Javier Vázquez o Belén Esteban. Y se quedaba tan pancho. Se trata del mismo rotativo que desveló y denunció las imágenes con las presiones del programa de Ana Rosa en la confesión de la esposa del pederasta Santiago del Valle y que, en una pirueta que ni Pinito del oro, pasó a postular a la Quintana para el Premio Ondas –galardón en horas bajas- a la mejor presentadora. Prensa y Televisión atacan a la telebasura desde supuestas atalayas al tiempo que olvidan sus pecados, como disponer en nómina de tertulianos que vierten opiniones incendiarias o esas páginas de anuncios picantes.
  Zapatero, recién instalado en La Moncloa, fijó a la telebasura en su punto de mira. Tardó nada menos que 6 años en sacar adelante una Ley del Audiovisual que se presuponía un jardín del Edén y que ha derivado en un secarral justo cuando cumple su primer aniversario: el Consejo Audiovisual Estatal sigue en un cajón, la protección en horario infantil discurre como entelequia, los canales con sorteos de tocomocho campan a sus anchas y programas pornográficos continúan en parrillas desde antes de la medianoche.
   A pesar de todo, la televisión goza de buena salud. Las denuncias de los espectadores por sus contenidos apenas sobrepasan el centenar anual. Y el CIS, en sus barómetros que pulsan las preocupaciones de la población, nunca ha mencionado -ni de pasada- que la televisión o la telebasura anden entre ellas. Por algo será.

sábado, 16 de abril de 2011

Ciencia-ficción muy real

Es difícil cogerle cariño a las multinacionales. Muy difícil. En España tenemos una que nos puso muy complicado verla con buenos ojos. En los 80, cuando aquí hablar por teléfono sin cortes ni interrupciones o que te pusieran línea suponía armarse de paciencia, su presidente, un tal Luis Solana, esculpió para la posteridad ante el aluvión de críticas: "La perfección es fascista". Menos mal que en la presidencia de la compañía de telecomunicaciones desembarcó Cándido Velázquez, que supo arreglar el desaguisado. A este jerezano, ya jubilado, te lo puedes cruzar por un parque de Majadahonda -a las afueras de Madrid- camino del podólogo, y te lo cuenta con toda la naturalidad del mundo.
   Su sucesor, Juan Villalonga -famoso por su compañero de pupitre Aznar- se ligó en el restaurante más chic de Majadahonda a la que fue mujer del mexicano Tigre Azcárraga. Fue antes de pegar el petardazo de las stocks options para directivos y salir escopetado de la presidencia. Y llegó César Alierta, salpicado por un poco decoroso caso de tráfico de influencias durante su etapa al frente de Tabacalera y donde se cruzan familiares.
   Alierta ha aupado a Telefónica al olimpo de las multinacionales pero no ha conseguido que el consumidor aprecie a una marca que le torea, sistemáticamente, cuando entra en contacto con su servicio de atención telefónica al cliente -mitad humano, mitad máquina- lo que ya en sí es toda una paradoja en una empresa de telecomunicaciones. Por no hablar de sus disparatadas tarifas de Internet, donde te cobran garrafón a precio de delicatessen y velocidad de Fernando Alonso a precios de Sebastian Vettel.
  Telefónica salta a los papeles porque planea mandar al paro a 6.000 de sus trabajadores en apenas tres años. Nos enteramos de la buena nueva horas antes de que la empresa diese el visto bueno a bonus por valor de cerca de 500 millones de euros para apenas 1.900 de sus directivos. O sea, unos a la oficina del Inem y otros a la oficina del banco más próximo para aumentar la cuenta corriente. Para echarle más guindas al pavo, el ERE de esos 6.000 empleados costarán a las arcas del Estado -léase usted y yo-, unos 250 millones de euros. Lo más grave, aún, de esto es que la compañía obtuvo el pasado año un beneficio récord que superó los 10.000 millones de euros. Parece el guión de una película de ciencia-ficción pero es tan real como que Mourinho no ha estudiado Relaciones públicas en su vida.
  Seguro que en breve Telefónica lanzará una orquestada y preciosa campaña de publicidad de algunos de sus productos. Será la mejor forma de acallar a los medios de comunicación más críticos ante el sinsentido de sus planes laborales, porque, ya se sabe, cuando no se tiene la razón se tiene una campaña de publicidad siempre a mano.
   Algunos días, rumbo al trabajo, coincido con Alierta en el atasco mañanero a las afueras de Majadahonda. Un atasco que muy pronto dejarán de disfrutar 6.000 de sus empleados.

jueves, 14 de abril de 2011

Justicia Duralex

Los '80 tan de moda también nos traen lo peor de esa década. Por ejemplo, la salida de prisión del etarra Troitiño, que se ha pasado a la sombra 24 añitos de los 2.500 a los que fue condenado por al menos 22 asesinatos cometidos durante sus heróicas acciones de gudari con coches bombas y tiros en la nuca. El cabecilla del comando Madrid se subió ayer a un taxi a las puertas de la prisión de Huelva y, si te he visto, sí me acuerdo.
   Porque la televisión, afortunadamente, guarda en sus archívos imagenes dantescas de sus correrías como pistolero y masticador de Goma 2, entre ellas el atentado en la madrileña plaza de la República Dominicana -foto inferior-. Un Troitiño, apueste sobre seguro, que brindará con cava cuando llegue a su domicilio en el País Vasco. Ya lo hizo ayer otro socio de ETA despachado por la caja rápida de la cárcel gracias a una justicia demasiado garantista y que, en caso de duda, pita casi siempre a favor del terrorista.
   Muchos Palacios de Justicia  españoles esculpen en sus frontispicios el lema Dura Lex, Sed Lex -Ley dura, pero ley- que, en casos como el de Troitiño, parece encogerse y quedarse en Duralex, una justicia frágil y de vidrio que sujetos como los etarras rompen en mil pedazos y cuyas finas astillas salpican hoy en la cara a millones de demócratas.Troitiño es sólo el comienzo. En los próximos meses vendrán  más etarras ochenteros que dejarán atrás condenas low-cost.
  Menos mal que no todo está perdido. Ahí está Henri Parot, el sanguinario capo del comando itinerante de ETA, detenido hace ahora justo 21 años en una carretera perdida de Sevilla, mientras se dirigía a la capital del Guadalquivir con un coche cargado y listo con 300 kilos de explosivos. Sin saberlo, nos hizo un favor. La doctrina Parot y un cambio en la legislación adoptado tarde pero bien por el Supremo, provocará que etarras del siglo XXI no se beneficien de árbitros caseros que piten a su favor desde los tribunales. A pesar de la libertad de Troitiño, el partido sigue y, según los cronistas, la Justicia y la razón derrotarán al principal enemigo de nuestra Democracia.

miércoles, 13 de abril de 2011

Sopa de gansos

Cuentan los publicistas y la gente de marketing algo así como "dame una marca y moveré el mundo". Más o menos. Y te lo dicen cuando en los supermercados y grandes almacenes los consumidores, azuzados por la crisis, tiran cada vez más de las marcas blancas a la hora de elegir los artículos que entran en la cesta de la compra. Por ejemplo, es bien conocido que el Pentágono analiza desde hace años en dossieres internos y confidenciales los planes secretos de Hacendado, la marca propia de Mercadona, para expulsar a las tradicionales y con pedigrí de las neveras y las alacenas de España.
  El sueño dorado de cualquier fabricante o creador de una marca es lograr introducirla en el mercado a la velocidad de la luz y que sea conocida y reconocida por los consumidores. En España contamos con unos verdaderos expertos a la hora de colarnos algunas de garrafón y que caigamos en la trampa de probarlas y creer en sus excelencias. Sin embargo, son sólo publicidad engañosa y falsificaciones de poca monta. Aquí están varias, tome nota: Herri Batasuna -HB-, Batasuna, Euskal Herritarrok -EH-, Sozialista Abertzaleak -SA-, Partido Comunista de las Tierras Vascas -PCTV-, ANV, Sortu y Bildu. Una sopa de siglas cocinadas por gansos con capuchas.
  Hay ilusos que pican el anzuelo y se llevan estos productos a casa. Tarde o temprano caen en el error y se dan cuenta de que lo barato sale caro y que el dinero del mezquino recorre dos veces el camino. No hay que esperar a que hable la justicia sino el sentido común. Un atentado o un tiroteo no son un incidente ni un accidente, menos aún si ETA anda de por medio. La banda terrorista intentará siempre entrar en campaña con siglas inventadas o por inventar, aunque su mercancia se encuentre podrida desde que fue alumbrada por unos iluminados del siglo pasado.

lunes, 11 de abril de 2011

Televisiones a la búlgara

Desconfíe de las siglas alambicadas y extrañas a la vista y la pronunciación. Más todavía si proceden de una ley del Parlamento. Por ejemplo, la LOREG. Se trata de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. ¿Mande lo qué? En cristiano estamos ante la normativa aprobada en el Congreso con consenso entre PSOE y PP –lo que la convierte de partida en sospechosa- y que rige para la campaña electoral que arranca el 6 de mayo. Una ley a la búlgara que contó sólo con 14 votos en contra.
   La LOREG afecta de lleno a las televisiones. A partir de ahora, y he aquí la novedad, las cadenas privadas están obligadas a minutar la información que dediquen en sus informativos a los partidos políticos y atender a la máxima de, más escaños, más segundos en pantalla. Además, se les exige neutralidad y proporcionalidad atendiendo a los resultados obtenidos por los partidos en la última convocatoria electoral. O sea, un disparate que convierte a los periodistas de los telediarios de los operadores privados en meros cronometradores de los maratones electorales.
  Hasta ahora esta directriz afectaba únicamente a medios públicos como TVE y emisoras autonómicas. Una norma que provocaba, además, esos impagables bloques donde el PSOE entregaba el testigo a la Falange Auténtica y los mensajes de Rajoy daban paso a las proclamas del presidente del Partido Humanista o al líder del Partido Positivista Cristiano. Todo muy legal pero poco serio y presentable. La LOREG de marras admite los esperados cara a cara en las privadas, siempre que también se emitan otros debates con más candidatos o en su caso se compense a los minoritarios. A este paso, habrá que dedicar por ley un hueco en los telediarios al Partido Hache montado por la cómica Eva Hache, la única formación que en las generales de 2008 obtuvo –según los datos oficiales del Ministerio del Interior- un resultado apabullante y esplendoroso: 0 votos.
  A las cadenas privadas, tan guerreras a la hora de presionar a los políticos para defender y salvaguardar sus cuentas de resultados, les han metido desde el Congreso un gol por la escuadra en el tiempo de descuento. Además, se han enterado de ese gol al día siguiente tras leer en la prensa las crónicas parlamentarias. Ya no hay vuelta atrás posible y la próxima campaña electoral en los informativos de las públicas y privadas presenciaremos una cobertura idéntica de cartón piedra, cronómetro en mano y con la señal con las imágenes de los mítines producidas y servidas por los equipos propios de los partidos. Ya puestos, sólo falta que se ordene por ley a escoger esta o aquella declaración del mitin y su lugar exacto en la escaleta del telediario. Eso se dejará para la otra LOREG: la Ley que Ordena la Regulación y Emisión de Gilipolleces. Todo es ponerse. 

jueves, 7 de abril de 2011

Eugenio al rescate

Y, entonces, el todavía primer ministro de Portugal, José Socrates, accedió al vagón de metro en hora punta, alzó la voz y contó a los viajeros madrugadores:"Es mejor pedí que de robar". Acto seguido, los 27 pasajeros del suburbano -tantos como países de la Unión Europea- se rascaron el bolsillo y dejaron en el platillo del luso una ayudita cercana a los 75.000 millones de euros. Calderilla, vamos.
  Sócrates -buen filósofo griego y mejor jugador de fútbol con la canarihna- se ha visto abocado al rescate financiero y ha dejado tiritando a un sector financiero español que se asemeja cada vez más a la orquesta del Titanic. No en vano, nuestros bancos se juegan en el país vecino créditos y similares cifrados, precisamente, en unos 75.000 millones de euros. No pierda el tiempo haciendo la conversión en pesetas: 75.000 millones son una burrada en rupias, dirhams o sextercios de Astérix y Obélix.
  Esta semana, en vez de vestirse de padre Mundina y localizar en Google Maps los nonatos brotes verdes, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha facilitado unas previsiones macroeconómicas a la baja que le dejan a uno un mal cuerpo que paqué. Esas previsiones -le faltó parafrasear a Groucho y soltar un "si no le gustan no se preocupe que le muestro otras"-, dejan al personal con pocas o nulas ganas de meterse en la compra de nada que traiga plazos adosados. La puntilla a todo esto ha llegado con el Banco Central Europeo subiendo los tipos de interés en plena crisis, que viene a ser algo así como firmarle un seguro de vida a un inquilino del corredor de la muerte de una cárcel de Texas o comprar acciones de Tepco, la empresa dueña de la central nuclear de Fukushima.
  Menos mal que la ciudadanía continúa invirtiendo en humor para atemperar la crisis. Tras el descalabro económico y los rescates solicitados por los gobiernos de Dublín, Atenas y Lisboa, estos días en las barras de bar de la España cañí y sufridora se rememora aquel chiste del genial Eugenio que arrancaba así: "Dicen que se reúnen las tres potencias mundiales:  Grecia, Portugal y España...". De momento, se trata sólo de un chiste. Como la contundencia con la que el Gobierno afirmaba que no se alcanzarían los 4 millones de parados.

martes, 5 de abril de 2011

Aguas turbulentas


Zapatero aprovechó la reunión del Comité Federal para lanzar su grito desesperado de ¡agua va! y avisar que no será el candidato socialista de las próximas generales. Mientras que el partido se prepara para unas primarias bajo aguas turbulentas que se pronostican muy movidas -ahí tienen el precedente de las madrileñas entre Tomás Gómez y Trinidad Jiménez-, el PP se aferra al adelanto electoral, Rubalcaba busca apoyos debajo de las piedras, Chacón intenta escribir la historia como la primera mujer que opta a la Moncloa con posiblidades de triunfo y, seguro, algún tapado trapichea entre bambalinas analizando si da el salto en una pelea que, de momento, sólo deja al vice y a la ministra como púgiles con ganas de pelea.
   De aquí a las primarias los periodistas escrutaremos más si cabe todo lo que se mueve alrededor del PSOE, los candidatos, los barones, la militancia y los ministros. Incluidas las chorradas, como es el caso. Las dos fotos de arriba son de la sede socialista de Ferraz. La primera, de una Ejecutiva federal de un lunes de abril de 2009, la de más abajo, del Comité Federal de este sábado. Los protagonistas son prácticamente los mismos. Llama la atención que el ministro Blanco utiliza corbata ya sea laborable o fin de semana, no así Zapatero y Chaves. Estire la mirada y fíjese en los botellines de agua mineral sobre la mesa. Los de hace dos años tenían visible la etiqueta con su marca, mientras que los de este sábado han sido capados.
   En un mundo audiovisual donde prima el product placement -una fórmula publicitaria que consiste en emplazar marcas y productos en lugares visibles de series, programas y películas- el PSOE retira la etiqueta con la marca de los botellines de agua que consume su plana mayor, y que han sido los envases más vistos con diferencia por millones y millones de espectadores en todos los planos televisivos del Comité Federal. Una nueva misión para Iker Jiménez y su Cuarto milenio, politólogos, tertulianos, asesores y zapaterólogos. Y, también, para los departamentos de marketing y publicidad de las empresas embotelladoras de agua mineral.

lunes, 4 de abril de 2011

Pensando en verde

Lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible. También en televisión. José Miguel Contreras es un tipo muy listo que se parece a un Manuel Fraga situado en las antípodas de su pensamiento político: si del gallego dicen que mete al Estado en su cabeza, el consejero delegado de La Sexta tiene en la suya toda la televisión imaginable. Contreras avisa que aspira a alcanzar en audiencia a Telecinco y Antena 3 dentro de cinco años. Largo lo fía montado en un cangrejo audiovisual que cierra marzo con una cuota de pantalla del 6% idéntica a la cosechada en septiembre de 2008. Más todavía constatando que su público fiel es masculino y joven; mala cosa cuando los mayores consumos de tele se dan entre mujeres y por encima de los 45 años. Aunque eran otros tiempos preTDT, Antena 3 y Telecinco se movieron en sus quintos aniversarios sobre el 20%.
   La SextaLa Secta, para algunos- cumple 5 años en el mando con muchas más luces que sombras. El chasis con el que se mueve es inmejorable –buenos profesionales delante y detrás de las cámaras, con gestores de postín- pero el equipamiento de serie que viste deja mucho que desear. Una cadena que busca competir con las grandes ha de contar –sí o sí- con unos servicios informativos serios y rigurosos, y los de la cadena verde son probablemente los más sectarios del panorama televisivo –Intereconomía y sucedáneaos, aparte-, al recordar a los sesgados telediarios de TVE durante los regímenes de escaleta de María Antonia Iglesias y Alfredo Urdaci.
  SLQH y El Intermedio necesitan no sólo chapa y pintura, sino un chequeo en toda regla que determine si andan en condiciones de transitar por la Fórmula 1 televisiva o recalar en la GP2. Desconcertante resulta que una cadena con profesionales que mamaron televisión en Globomedia haya sido incapaz hasta la fecha de dar a luz una ficción nacional de calidad. Si se quiere jugar en la Champions League de la televisión hay que fajarse en Old Trafford y el campo del Alcorcón con el equipo titular. La Sexta, por lo que se ve, planta pelea en el prime time y poco más, entregando al rival descaradamente y con los suplentes franjas como la matinal o las parrillas del fin de semana, con la excepción del fútbol y, ahora, las carreras de Fernando Alonso.
   La Sexta se ha convertido, posiblemente, en la televisión generalista que Prisa no pudo, quiso o le dejaron hacer con sus intentos fallidos de Cuatro, Canal +, Digital  + y Localia. No en vano, sus dos principales gestores con mando en plaza proceden de un imperio mediático que ahora se asemeja a un castillo de arena. El edificio de La Sexta anda aún en obras pero tras los andamios se vislumbra una excelente televisión.

sábado, 2 de abril de 2011

El tercer hombre

Cantó la gallina. Una semana después de que su banquero de cámara le pidiese que cerrase el debate sucesorio, Zapatero ha hecho los deberes y ha finiquitado la cuestión que él mismo abrió en una charla informal durante la copa de Navidad en Moncloa. Las caras de los participantes hoy del Congreso Federal del PSOE se asemejaban a las de la reunión anual de comerciales de seguros El Ocaso: qué pena que la gente pase a otra vida pero qué bien que nos viene para nuestros intereses.
   La decisión adoptada hoy por el presidente del Gobierno ha sido la acertada para España y para el PSOE. Para España porque esta segunda legislatura ha sido un viaje continuo de Guatemala a Guatepeor y una plegaria diaria al virgencita, que me quede como estoy. Y, la verdad sea dicha, esto no lo merecía ni el ejecutivo ni una ciudadanía que ha demostrado poseer un cuerpo que aguanta carros y carretas, porque la losa de los 4,3 millones de parados no ha abierto la espita de una revuelta social ni nada parecido. Bueno también para el PSOE porque ahora disponen de un año por delante para unas primarias espejo de su democracia interna en la que -apuesten en Bwin por Internet- empezarán en breve a tirarse los trastos a la cabeza y a colocarse trampas y zancadillas.
  Zapatero se va pero se queda. Un año entero de calendario, de no mediar adelanto electoral tras los comicios de este 22 de mayo, en los que vendrá a disponer de carta blanca para adoptar medidas que no se ha atrevido a sacar adelante. 12 meses para hacer y deshacer prácticamente a su antojo porque sabe, ahora sí, que será otro -de su partido o del PP- quién acarreará con un país que sigue en la UCI a la espera de que un líder político nuevo ordene el traslado a planta.
   Si Bush padre pasó a la historia política por su "lean en mis labios, no subiré los impuestos" y luego hizo todo lo contrario, ZP será recordado por negar la propia existencia de la crisis con toda clase de eufemismos y, luego, ser incapaz de tamizar los efectos de una durísima situación económica. "El día que nos vayamos a España no la va a conocer ni la madre que la parió" lo esculpió Guerra pero se ajusta al epitafio político de Zapatero. Un líder socialista que se convierte desde hoy en el tercer hombre, tras Rajoy y el candidato que salga de unas primarias en el PSOE que se pronostican movidas. Y este lunes, las cifras del paro de marzo, para recordar a todos que el verdadero debate y drama nacional nunca ha sido la sucesión de Zapatero.

viernes, 1 de abril de 2011

En abril subidas mil

Así da gusto arrancar el mes. El recibo de la luz sube un 5,2% para 7 millones de hogares; el precio de la bombona de butano crece desde hoy un 6,1%; la tarifa del gas se encarece otro 4,1%; el euribor escala de nuevo y supone 50 euros más al mes para las hipotecas; y la inflación se acerca peligrosamente al 4%. Por supuesto, los sueldos continúan varados en dique seco y las pensiones congeladas, en una economía cuyos brote verdes siguen sin aparecer por ningún lado. A todo esto, el lunes conoceremos los datos del paro de marzo y, a la vista que el Gobierno no ha adelantado nada, se barrunta ampliación de plantilla.
   Y lo de la gasolina. Con la no guerra de Libia los carburantes repiten sus precios de récord.Y lo que te rondaré morena. Las petroleras se frotan los surtidores a la vista de las vacaciones de Semana santa, fechas en las que nos arrean las ya tradicionales subidas aprovechando que salimos en tropel a las carreteras. Así que la verdadera semana de pasión se vivirá en las gasolineras. Al tiempo.
   Menos mal que el Gobierno ha tomado cartas en el asunto y, en su reunión de hoy, aprobará la creación de la Comisión Asesora de la Competitividad. Una decisión arriesgada y valiente que la ciudadanía, ya lo sabe, aguardaba como agua de mayo para salir de la crisis. ¿Qué para qué sirve esto de la comisión? Bien, buena pregunta. De momento no está muy claro aunque ya se ha adelantado que será para algo así como "llevar a cabo un análisis independiente de la evolución de esta variable de la competitividad para apoyar las decisiones del Gobierno, y ayudar al diálogo y las negociaciones con los interlocutores sociales". O sea, más bien nada de nada pero con despacho y coche oficial.
   De momento no ha trascendido la paguita que se embolsarán tanto Boyer como los otros seis asesores que contará esta comisión gubernamental, aunque se da por hecho que superará los 641,40 euros del salario mínimo interprofesional. Quizá su primera medida, avanzamos aquí ideas, podría ser aconsejar al Ejecutivo que todos los meses sean febrero para que así las familias llegen más desahogadas a final de mes.Todo es ponerse.
PD. Como era de suponer, las gasolinas alcanzaron su nuevo récord maximo en plena Semana Santa, 20 días después de haber sido publicado este artículo. Compruébalo clickando aquí.