viernes, 20 de enero de 2012

Crionizados por partida doble

El FMI, siempre dando buenas noticias, pronostica que España andará dos años en recesión. Paralelamente, la agencia Fitch instaba a las comunidades autónomas a realizar profundas reformas -léase recortes- en sanidad y educación para atajar sus gastos. Mientras el Gobierno ultima su reforma laboral por la incapacidad manifiesta de patronal y sindicatos a llegar siquiera a un acuerdo de mínimos, gobiernos autónomos como el andaluz se quedan tan panchos parando todo tipo de pagos a proveedores. El 25 de marzo habrá elecciones en las 8 provincias del sur y no es plan de airear mucho la previsible sima abisal, que no agujero, de las arcas públicas en esa comunidad. Como colofón, la próxima EPA aguarda un hueco en la sección de esquelas de los periódicos y los afortunados con nómina las tienen crionizadas, que no congeladas, al menos desde hace un año.
  En esto, pista para el artista. Responde al nombre de Franscisco Luzón, acude al tajo en el Banco Santander como responsable del negocio en Latinoamérica y su paga anual se eleva a los 7 millones de euros. Pero Luzón se va de la entidad. Nada de tristezas y nostalgias. El ejecutivo deja el despacho con una pensión acumulada de 56 millones de euros, reúne otros 10 millones en seguros y tiene derecho -faltaría más- a  un complemento por jubilación de 2,85 millones. Y, quién sabe, seguro que sus antiguos compañeros hasta le montan una cena de despedida para entregarle una placa y un reloj y agradecerle los servicios prestados. Y no precisamente en el bar de la esquina y un Swatch de plástico con el logo del banco. Un banco privado, vaya por delante,  y que no ha recibido que se sepa dinero alguno del Estado a través del FROB. Aún así, el personal queda crionizado tras leer el dinero que trinca en su adiós, más propio de un bote del Euromillón.

No hay comentarios: