lunes, 9 de enero de 2012

Regreso al pasado

La crisis económica aumenta considerablemente el consumo de televisión en España (239 minutos por persona y día en 2011). Sin embargo, esta excelente noticia para el sector audiovisual no va pareja con un aumento de la calidad de los productos o unos formatos novedosos, sino más bien todo lo contrario. Y eso que por el mando distancia pululan una treintena de canales. Algunas cadenas parecen haber reinventado las galas: ahí tienen la soporífera de la incombustible Ana Obregón en La 1 para Reyes o la de Isabel Pantoja en Telecinco por Navidad. Se trata de formatos que salen por un pico y que necesitan imperiosamente de un buen share para ser amortizados, de ahí el riesgo de los programadores para colocarlas. Además, en los últimos años andaban de capa caída y los espectadores solían huir de ellas como Paolo Vasile de un documental sobre libros. En Telecinco, dónde si no, han inventado la gala en pay per view: en la de la Pantoja el público dejó en la taquilla del Palacio Euskalduna 145.000 euros para escuchar a la tonadillera, todo un lujo si tenemos en cuenta que los asistentes del 99,9% de estos espectáculos televisivos suelen ser figurantes que cobran por aplaudir con ganas a quien salga por el escenario, ya sea Shakira o Leonardo Dantés.
  Otro formato que en 2011 encontró su sitio, y que en 2012 repetirá éxito, es el de los telefilmes o tvmovies de producción nacional. Producto emblemático de la TVE preconstitucional, durante años sobrevivieron a duras penas en canales autonómicos y ningún mandamás de una cadena estatal quería una en su parrilla, menos aún en horario estelar. Ahora quien no tiene una para estrenar en breve, a ser posible biográfica, anda fuera de juego. Así es este negocio: lo que no valía ayer ni para rellenar la programación de madrugada se exige hoy con urgencia, sí o sí, para arañar cuota de pantalla y dar lustre y calidad a la oferta. Incomprensible pero real.
   Otro regreso al pasado se vive en RTVE tras el ajuste presupuestario ordenado por el Gobierno, una medida que podría suponer la vuelta de la publicidad tras dos años sin anuncios. La Corporación necesita cuanto antes cerrar la interinidad abierta hace ahora justo seis meses con la huida de su anterior presidente. Existen contados profesionales  independientes y brillantes para asumir este cargo; pero los hay. Doy fe.
   PD. Canal Sur se autohomenajea, y de paso da gato por liebre, con un spot promocional donde explica que es la cadena más vista en Andalucía según el Estudio General de Medios. En televisión, lo que vale y cuenta, son las audiencias que arroja cada día Kantar Media, aunque algún directivo haya planteado sin rubor retirar su canal del veredicto de los audímetros. Lo demás, garrafón y experimentos de perdedores con gaseosa.

No hay comentarios: