domingo, 4 de marzo de 2012

Pioneros de la publicidad en televisión


   Las televisiones emitieron en 2011 España unos 22.000 spots cada día de los que el espectador vio ni unos 60. En los años 60 la cosa era distinta. Muy distinta. TVE, la única televisión de la época apenas ofrecía un centenar de anuncios diarios en su programación. El anuncio de la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-70) es el título de la exposición organizada por la Comunidad de Madrid en la sala El Águila de la capital y que permanecerá abierta hasta el próximo 6 de mayo. La brillante muestra es un homenaje a los creadores y pioneros de la publicidad en cine y televisión en España durante el Desarrollismo: los hermanos Moro, José Luis como dibujante y Santiago como empresario y creativo.
De las entrañas de los Estudios Moro salieron centenares de anuncios de televisión archivados en el disco duro de varias generaciones de españoles. La exposición, inaugurada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, revive una selección de 200 spots emitidos desde mediados de los años 50 hasta la década de los 70, además de exhibir objetos, juguetes y merchandising de numerosos hitos publicitarios de aquellos años. “Los más jóvenes –destacó Esperanza Aguirre durante su apertura- podrán conocer cómo era la España que sentó las bases de la modernidad y los no tan jóvenes recuperarán los años de su infancia”.
El éxito en ventas de los vinos de Jerez y el coñac –entonces no era brandy- durante esas décadas descansa en buena parte gracias a los spots y campañas publicitarias creadas por Estudios Moro, entre los que destaca un anuncio con un zapateado de botellas de Tío Pepe o los discos-sorpresa de Fundador con el famoso Don Pedrito y su eslogan cantado “está como nunca, el sabor que mejor sabe”. Spots para Cola-Cao, Starlux, Avecrem –con el striptease animado de una gallina incluido que superó la censura-, Jabón Ese, turrones El Lobo y El Almendro, hojas de afeitar La Palmera, mantequilla Lorenzana con la canción de la vaca Marcelina… El 90% de la producción de comerciales para cine y televisión llevaba la firma de los dos hermanos madrileños.
La desbordante creatividad publicitaria de los hermanos Moro triunfó especialmente con el nacimiento del separador televisivo de La familia Telerín y su célebre Vamos a la cama, todo un hito en los primeros años de vida de TVE. Un éxito que repitieron dando a luz mascotas como La Ruperta, La Botilde, El Chollo y El Antichollo para el popular concurso Un, dos, tres… responda otra vez. Sus obras publicitarias lograron más de un centenar de premios y reconocimientos en festivales internacionales de publicidad de la época. En el cénit de Estudios Moro trabajaban 300 profesionales para dar a luz más de un centenar de anuncios al mes… hasta su cierre por disputas empresariales a principios de los años 70. Los hermanos Moro, a pesar de todo, siguieron fabricando sueños publicitarios para alimentar la nostalgia de millones de españoles del siglo XXI.
(
Ver vídeo inauguración de la exposición)(Ver fotografías exposición)

No hay comentarios: