lunes, 14 de mayo de 2012

El duopolio perfecto

No lo ponga en duda ni por un instante: la expresión y/o latiguillo del año es “con la que está cayendo”. Es el trending topic incluso para los que creen que twitter es una moda global y pasajera similar a la eclosión de los SMS del móvil. Pues “con la que está cayendo” los operadores privados de televisión en España ganan dinero. Mucho dinero. No tanto como en años anteriores pero sacan beneficios para sus accionistas, lo que supone toda una herejía para los resultados mensuales, trimestrales, anuales e incluso históricos de todos y cada uno de los canales de la Forta, donde parece que los beneficios no están ni se les esperan nunca.
   En este catastrófico inicio –en lo económico- de 2012, el grupo Antena 3 ha registrado unos beneficios de 7 millones de euros. Sí, supone un 63% menos que el idéntico periodo del año anterior, pero son ganancias al fin y al cabo. Mejor le han ido las cosas a Mediaset-Telecinco. La delegación española del imperio audiovisual italiano que aquí comanda Palolo Vasile ha cerrado el intervalo enero-marzo con un beneficio de 21 millones de euros o, lo que es lo mismo, la mitad del que arrojó por las mismas fechas de 2011. Clones en demasiadas cosas, Antena 3 anda a punto de cerrar la absorción de La Sexta y Telecinco ha fagocitado y hecho la digestión de la compra de Cuatro. Ambas, queriendo o sin querer, se ha instalado en lo más alto del duopolio televisivo de nuestro país. Y eso que el anterior Gobierno, en su errática política audiovisual, vendió el parto de La Sexta y Cuatro como la quinta esencia de la pluralidad. Ya ve en qué ha quedado un invento que, en el fondo y hasta en la forma, nació para complacer a amigos de esos de toda la vida. Que se lo pregunten si no a los impulsores de Vía Digital. El mercado siempre ha echado, tarde o temprano, a todos los medios que nacen con forceps desde la política y no desde un planteamiento empresarial y periodístico.
   La crisis publicitaria y la fragmentación de las audiencias son aún más letales que la telebasura. En el primer trimestre del año la facturación publicitaria en las televisiones se ha desfondado un 17%, porcentaje similar a la caída anotada por Telecinco a pesar de que su cuota de audiencia crece. En Antena 3 la disminución en los ingresos publicitarios ha sido de poco más del 6%, quizá porque los anunciantes saben que su público es de pedigrí. Andamos en crisis pero en la televisión crecen hasta brotes verdes, si no no se entiende que los españoles gasten un 5,4% más en televisión de pago y que ésta llegue a cerca de 4 millones de hogares “con la que está cayendo”.

No hay comentarios: