lunes, 18 de junio de 2012

Crisis de pEREodistas

   El periodismo español ha degenerado en la actualidad en un ejemplo práctico de la ley de Murphy: si algo puede salir mal, sale mal. Cada año se licencian en nuestro país unos 3.000 periodistas, a los que habría que sumar los que no pasan necesariamente por las facultades para lograr el título oficial. Y no nos estamos refiriendo –que también- a esos impostores cada vez más numerosos que trabajan y se lo llevan calentito como presuntos periodistas de los programas televisivos del corazón. Cada año, según cálculos de la Fape, el mercado laboral crea unas 500 nuevas plazas de plumillas como consecuencias de las obligadas jubilaciones o por la puesta en marcha de nuevas empresas ligadas al sector de los medios de comunicación. No hay que doctorarse en exactas para constatar que las universidades surten anualmente unos 2.500 profesionales de la información que se sacan antes el carné del paro del que facilitan las Asociaciones de la Prensa. Lamentablemente, y mucho, en una herida que chorrea sangre y a la que nadie sabe practicar un torniquete o una simple cura de primeros auxilios.
   El futuro del Periodismo anda maquetándose en este 2012 de crisis bestial para la profesión, al menos en España. Este mes de junio los periodistas, cuando nos reunimos aguardando por ejemplo el inicio de una rueda de prensa, hablamos de lo mismo: un nuevo ERE que asola a este o aquel medio. Recién acabado el ERE del diario El Mundo, abordamos el de la Agencia Efe, el del periódico gratuito 20 minutos o el de la cadena Ser. Por no hablar de las empresas del sector que, directamente, han echado la persiana y despedido a toda la redacción, como Público, La voz de Asturias, La voz de Jerez, el gratuito ADN, la Revista de libros, Nuevo vale...Y lo que te rondaré morena, porque son legión los medios donde se barruntan nuevos ERE a la vuelta del verano. Sin ir más lejos, una multinacional alemana con presencia en España ha anunciado el cierre inmediato de cinco de sus publicaciones y señalado el camino de la calle a unos 150 profesionales de sus redacciones. La televisión fue pionera años atrás con los Eres de RTVE o despidos en Antena 3. Los nubarrones del paro se ciernen ahora sobre las autonómicas y la fusión Antena 3-La Sexta.  La crisis, esta maldita crisis, ha acuñado a los pEREodistas, los únicos profesionales que jamás han salido a la calle para defender con fuerza sus derechos y cuyas protestas son silenciadas sistemáticamente por los propios medios de comunicación. Somos maestros y expertos en informar sobre movilizaciones de cualquier sector profesional en reivindicación de cualquier mejora laboral, pero becarios incompetentes de segunda a la hora de luchar por los derechos más básicos de lo nuestro. Aún así, bendito oficio.

No hay comentarios: