lunes, 23 de julio de 2012

El enemigo en casa

Los principales enemigos de la televisión pública andaluza son sus sindicatos y, especialmente, su extraña forma de proceder ante la gravísima crisis que asola al sector audiovisual. Cuesta creerlo pero es tan cierto como que los engañados por las preferentes pensaban que invertían en un billete para el AVE de clase Club y no en un asiento para un mercancías descarrilado en vía muerta. Mientras en otras comunidades autónomas sus gobiernos planean privatizar la televisión pública, en Andalucía el matrimonio de conveniencia PSOE-IU apuesta por un futuro ligado a lo público. Mientras que otras regiones aplican durísimos ERE a sus cadenas por aquello de adelgazar el déficit, en Andalucía de momento la temida sigla va ligada al sector privado, la Junta, al presidente Griñán y la juez Alaya. La RTVA es un mastodonte de casi 1.700 trabajadores que se lleva un pico del presupuesto autonómico, aunque la cantidad mengua de un tiempo a esta parte. Es cierto que su jefe, Pablo Carrasco, cobra un sueldo poco justificable con la que está cayendo, tan rechazable o más como las nóminas y pluses de los añejos, inamovibles e intocables liberados sindicales de Canal Sur.
   Pero ni la RTVA ni Carrasco se merecen un trato tan rayano en lo canallesco y barriobajero como el que aplican desde hace meses los representantes sindicales de la televisión pública andaluza y una porción de su plantilla. Si ya se pasaron de frenada meses atrás llevando a negro la emisión por una reivindicación laboral menor, ahora se han despachado a gusto con un encierro en sedes de la empresa y esperando al director general a la puerta del parking para abuchearle, acosarle, pitarle y darle sonoros cacerolazos mientras se montaba en su coche oficial, un Peugeot matriculado hace más de una década. Las imágenes de los trabajadores de la RTVA parando y entorpeciendo al vehículo de Carrasco entre gritos de “dimisión” colocan a estos representantes al borde de las prácticas pseudomafiosas, más aún cuando se felicitan entre risas de su hazaña una vez finalizada.
   Mientras tanto, el comité intercentros de la RTVA emite un comunicado cuya lectura da la risa floja –directamente- al leer que defienden potenciar ¡¡¡el teletexto!!! o que, en lo peor de la crisis, denuncien que no se invierta en el desarrollo de la televisión de alta definición. Esto es lo que hay. Por supuesto, aderezado de las mismas palabras huecas de siempre y que valen lo mismo para un roto que para un descosido, cuando en realidad lo único que pretenden son cero despidos y nada de bajadas de sueldo. Llevamos cinco largos años de crisis pero hay quienes todavía no se han enterado y, además, desconocen el significado de palabras como esfuerzo o sacrificio. En esto, medalla de oro y ¡olé! para los sindicatos de Canal Sur.

  

1 comentario:

ugtrtva dijo...

Un despreciable panfleto titulado “El enemigo en casa”.
Con la mala baba y la nula objetividad que caracteriza tu escrito titulado “El enemigo en casa”, sentencias, con la “libertad” que te da quien te paga -Grupo Yoly-, que los principales enemigos de RTVA y SS.FF son sus sindicatos, ya que utilizamos unas “formas de proceder extrañas” en esta gravísima crisis que asola el sector audiovisual.

Cuando escribes “mientras en otras comunidades autónomas sus gobiernos planean privatizar la televisión pública”, no dices toda la verdad, y la verdad es, aunque no te guste, que hasta el momento sólo hay dos comunidades autónomas que se han decantado por privatizar su TV. La TV valenciana – desgobernada por el PP- y Telemadrid –desgobernada por Esperanza Aguirre-. Diez comunidades defienden hasta hoy la titularidad pública de sus televisiones.

Con relación a tu entusiasmo para que se realice ya de una vez un ERE en RTVA y SS.FF, indicarte que desde el 2010 venimos cobrando un 5% menos en nuestro salario gracias a Zapatero y que ahora desde julio, Griñán y Valderas nos quitarán más del 15% del resto de nuestra nómina al que se sumará en navidades el robo de la paga extra que Don Mariano –Rajoy- realizará a todos/as los empleados/as públicos.

Enternecedor la referencia que haces en tu libelo a Pablo Carrasco. Una persona como tú que se te llena la pluma con las palabras “Austeridad y Despilfarro” pasas de puntillas sobre su sueldo -125.411 €- y el de 16 de sus directivos que cobran más que el Presidente de la Junta de Andalucía. -63.808 €-. Pero lo que realmente es pasarse de frenada varios pueblos, comunidades y estados es que “iguales” el exceso de Pablo Carrasco en su nómina a la que cobramos los liberados sindicales que somos de los niveles retributivos más bajos de la RTVA y SS.FF. La tienes de cemento armado -la cara-.

Vuelves a emocionarme cuando escribes “ni la RTVA ni Carrasco se merecen un trato tan rayano en lo canallesco y barriobajero como el que aplican los representantes sindicales y una porción de su plantilla”. Decía más arriba que te paga el grupo Yoly, pero una vez leído lo anterior me pregunto si tienes tratos con Pablo Carrasco ya que el tufo de pelota que emanas con estas expresiones me hacen dudar de tu “independencia”. Tu indignación debido a que los trabajadores/as demostrasen públicamente que no están de acuerdo con la política que sigue la dirección General de RTVA es definitoria de tu “personalidad democrática”. Finalizas el párrafo haciendo una nueva defensa a Pablo Carrasco “mientras se montaba en su coche oficial, un Peugeot matriculado hace más de una década”. ¿De verdad que solo te paga el grupo Yoly?

Para finalizar indicarte que si los comunicados del Comité Intercentros de la RTVA a ti te dan la risa floja a nosotros tu penosa columna, nos da igual que nos da lo mismo, ya que ante individuos de tu pelaje que solo creen en lo que mandan sus señores nosotros solo podemos tener desprecio.

Los derechos laborales, sociales, democráticos que tienen hoy los trabajadores/as y que los lobby, bancarios y empresariales con participación de determinados políticos ya han empezado a robarnos con la excusa de la crisis, son en parte gracias a sindicalistas como los que tu desprecias.
SECCIÓN SINDICAL REGIONAL RTVA