jueves, 12 de julio de 2012

El veranito de RTVE

En septiembre arrancará la temporada de TVE y los nuevos telediarios, un espacio que cumplirá 55 años desde su creación por el gran Pepe de las Casas, fallecido hace ahora 8 años. La cadena pública de ese verano de 2004, presidida por Caffarel y con Fran Llorente al mando de los informativos, rindió su particular homenaje al hombre que puso en marcha esos telediarios y los propios servicios informativos de TVE con un sonoro y vergonzante silencio. En julio de 2009 TVE, ahora sí, contó a la audiencia la muerte de Walter Cronkite, el más famoso presentador de noticias en la televisión de EE UU. Esto es España, qué le voy a decir que no sepa.
   RTVE anda de mudanza este verano con el aterrizaje del equipo de su presidente González Echenique y con Julio Somoano como sustituto de Llorente. A falta de conocer el nombre del director de TVE la cosa anda mal y pinta peor en la cadena pública. En lo que llevamos de mes se mueve con una cuota de audiencia que baja incluso del 10% -toda una tragedia- tras las privadas Telecinco y Antena 3. De momento los informativos salvan la papeleta y continúan como líderes. De momento. La nueva temporada que echará a andar en septiembre se barrunta como complicada para TVE. Muy complicada. Pero no hay nada como contar con el apoyo de sus trabajadores. Por ejemplo, con los 1.607 que integran la plantilla de los de los servicios informativos. Un número que, por cierto, coincide prácticamente con el personal conjunto en nómina de Telecinco y Antena 3. Los de informativos han votado en referéndum rechazar el nombramiento de Somoano al considerarlo como no idóneo. Eso sí, 1.135 no ha dejado su papeleta en la urna y un 21% de los que han ejercido su derecho han votado en blanco. Es la primera vez que se realiza una consulta como ésta en TVE y, vistos los resultados cosechados, el éxito no está ni se le espera. Somoano releva a un Llorente que sale reforzado del puesto que antes –con PP y PSOE en el poder- ocuparon sospechosos habituales como Urdaci, María Antonia Iglesias o Enric Sopena. Pero tras 8 años en el cargo y tres presidentes en RTVE –dos de ellos a la fuga- era la hora del cambio en los informativos. Las audiencias de los telediarios y los próximos meses dirán si ha sido a peor o a mejor, lo que no es de recibo es atacar al nuevo per se.
   A pesar del recorte presupuestario y de las dificultades a las que se enfrentará RTVE en este curso, entre sus 6.500 trabajadores hay talento televisivo y profesionalidad de sobra para capear el enésimo temporal que se les avecina. Al tiempo. Mientras tanto, las Olimpiadas vienen al rescate de las audiencias.

No hay comentarios: