viernes, 26 de octubre de 2012

Independentismo de chiste

La semana se cierra en España con los malos datos de la EPA del tercer trimestre del año. Sin embargo, ha sido una semana donde -por fin- han llegado, aunque sea con cuentagotas, noticias de esas que dan ánimos. Por ejemplo, la decisión de Amancio Ortega, dueño de Inditex, de donar 20 millones de euros a Cáritas. Como aquí somos expertos en dispararnos al pie, ha habido quienes han criticado esta decisión altruista para con la organización que más hace en nuestro país en favor de los más necesitados. No se preocupe, son los mismos que aplauden a Sánchez Gordillo y su troupe por robar carros de comida en los supermercados. Papafritas e indocumentados que son incapaces de valorar positivamente la acción del mejor empresario del país surgido de un pueblo y una familia humilde.
   La semana en la que el poco sospechoso The New York Times -ya le ha costado a los popes del periodismo mundial- ha glosado una buena noticia fechada en España: el modelo de éxito de Mercadona, cadena de alimentación que en 2011 contrató a 6.500 empleados. La semana en la que la fábrica de Ford en Almusafes -Valencia- ha garantizado su futuro en detrimento de otra planta de la multinacional en Bélgica.
  Una semana en la que el órdago independentista catalán de Artur Mas ha derivado directamente en el chiste. Desde la carta de los eurodiputados nacionalistas dirigida a la cúpula de la UE temiendo una invasión de las fuerzas armadas en Cataluña, pasando por las críticas a los vuelos rutinarios de aviones militares del ejército del aire sobre las cuatro provincias de la región o la enésima y cansina petición de una selección catalana de fútbol. El resto de España, mayoritariamente, ríe ante el desvarío de los inquilinos de la Generalitat. Y hay quienes recuerdan que Mas y su tropa se deslizan hacia la opereta con su idea de una Cataluña separada de España. Y hay quienes recuerdan que sus decisiones y su hoja de ruta parecen sacadas, directamente, de uno de los mejores chistes de uno de los catalanes más queridos desde Pontevedra a Cádiz, pasando por Murcia, Cuenca o Palafrugell: Eugenio. Saben aquel que diu...?

No hay comentarios: