lunes, 15 de octubre de 2012

Un salto que da alas

Si el progreso de la Humanidad ha dado un paso al frente tras la hazaña del austriaco Félix Baumgartner en Nuevo México -39.068 metros de caída y romper la barrera del sonido-, no le digo nada del progreso y la zancada que han pegado las perspectivas de negocio de Red Bull, patrocinador e impulsor de la gesta. La bebida energética parida por otro austriaco -Dieter Mateschitz- se aseguró ayer una audiencia mundial que, a bote pronto, andaría por los 200 millones de terrícolas. Unos espectadores que bebieron por los ojos sí o sí durante unas dos horas la publicidad de Red Bull colocada estratégicamente en cualquier plano que ofreciera la realización: el traje de Baumgartner, la ropa de su familia, en la base en tierra, en la cápsula, junto a los ordenadores.... faltó serigrafiarlo en el globo blanco, el cielo y las llanuras de Nuevo México donde aterrizó en paracaidas -también con el logo de los astados en la tela-.
   Pero hoy han seguido recuperando los frutos de su campaña publicitaria planetaria. Abra el periódico que abra -ya sea digital o en papel de toda la vida- podrá contemplar hasta cansarse todo tipo de fotos de la hazaña con los toros del logo de la bebida energética. Y no acaba ahí la cosa. Todos los medios -de información general o deportivos- son páginas y páginas de publicidad gratuita para mayor gloria del refresco que da alas. A saber: las fotos con lo del Baumgartner; las de Vettel y Webber primero y segundo en el GP de Fórmula 1 de Japón con el equipo Red Bull y su marca reluciente en los coches y los monos de los pilotos; y Pedrosa ganando en Moto GP también en Japón y celebrándolo en el podio con una lata de Red Bull en la mano y su casco -con el logo de la empresa- en la otra mano. (Compruébelo si no en las páginas 34, 43, 44 y 45 de El País de hoy en su edición de Madrid-). Con estas campañas gratuitas uno ya entiende porqué las marcas ya no contratan páginas de publicidad en los diarios y que estos se descalabren económicamente. Mientras, Red Bull vende a más de 1 euro cada latita de 25cl en España. Y despachan unos 4.000 millones de esas latitas al año. Normal que sigan con ellas y ni se planteen sacar al mercado un pack ahorro familiar con botellas de Red Bull de dos litros. Eso sí que son precios estratosféricos.
   PD. Estratosférico también el error de TVE de no emitir en directo el salto por La 1 y hacerlo a través de Teledeporte. El programa logró un share de 13,5% y un minuto de oro de cerca del 30% mientras que la programación de La 1 no llegaba ni a una cuota del 10% a la misma hora.

No hay comentarios: