jueves, 8 de noviembre de 2012

Chute de esperanza

Nadie vio venir la crisis. Nadie. En las quinielas sobre las previsiones macroeconómicas mundiales, realizadas antes de 2008, siempre existió bote acumulado porque ni uno de los organismos internacionales del ramo o gurús económicos acertó a pronosticar el tsunami de la recesión mundial. En puertas para finiquitar 2012 del calendario y dar la bienvenida al nuevo año, todos coinciden en señalar a 2013 como un año más del sexenio de la crisis para España: el BBVA avisa de que seguirá creciendo la tasa de paro y la UE advierte de que el PIB nacional andará en negativo.
   El presidente del Gobierno, en sintonía con Bruselas, ya ha adelantado que la salida de la crisis llegará para 2014. Visto lo visto, los pesimistas ya preguntan a las empresas de criogenización a cuánto está la tarifa para congelarse durante 2013 y salir a la vida cotidiana para 2014. Los optimistas -también llegado el caso los indiferentes- apuestan por seguir buscando el lado amable o positivo de situaciones como las que no están tocando vivir y padecer. Haberlos, doy fe, haylos. Hay que intentar dejar de esquivar las buenas noticias por insignificantes que puedan parecer. ¿Que no existen.....? Aquí tiene un video con un chute de hasta 6 minutos de esperanza.

No hay comentarios: