miércoles, 12 de diciembre de 2012

¡Extra, extra!

Dicen las estadísticas que desde que arrancó la crisis ésta ha arrancado a cerca de 10.000 periodistas españoles de sus redacciones. No dicen las estadísticas que estamos ante la profesión donde ser mileurista es moneda común y hasta, incluso, un objetivo. La profesión anda en crisis mucho antes de que la economía entrara en barrena. Y el futuro no es para nada halagüeño, a pesar de que ninguna facultad de Periodismo haya siquiera, que se sepa, anunciado o previsto planes de cierre. No será por la falta de alumnos o vocaciones; sí sería por falta de empresas del sector con ofertas de empleo para profesionales. No se conoce compañía periodística española que no haya aplicado un ERE a su plantilla en los últimos 12 meses. Y la que no lo ha aplicado está a punto de sacar uno adelante.
   Dicen los que saben de este bendito negocio que el futuro del periódico en papel está en el alero y que en los próximos años sólo se venderán diarios online. Quizá. A todos los que aún creen en el futuro del Periodismo y del papel como soporte, aquí va un video para levantar el ánimo. Dedicado especialmente a esos 10.000 compañeros que se han visto forzados a abandonar una profesión que esta semana ha vuelto a temblar con la presentación de los datos del Informe Anual 2012 de la Asociación de la Prensa de Madrid. Esta semana he descubierto, accidentalmente y gracias a las redes sociales, a un antiguo y excelente compañero de facultad que dejó el informativo líder de la Cadena Ser con Iñaki Gabilondo para tomar los hábitos y ayudar a cientos de desfavorecidos en México. De una vocación a otra. Porque esta profesión, aunque en Navidades no tenga extra, es verdaderamente extraordinaria.

No hay comentarios: