lunes, 26 de marzo de 2012

Sala de espera

RTVE ha ahorrado al erario público, a la chita callando, casi 200.000 euros de los 200 millones que el Gobierno reclama rebajar de un presupuesto anual de 1.200 kilos. Menos da una piedra pero el recorte, y a eso hay que darle valor, ni ha sido doloroso ni ha obligado a cerrar canales como Clan o Teledeporte, las series Águila roja y Cuéntame además de finiquitar el concurso Saber y ganar. Y no se ha tratado de una partida económica secreta u opaca para el consejo de administración de la Corporación. Además, este ahorro -lejos de ir a menos- aumenta progresivamente cada mes que pasa del calendario. El misterio tiene su explicación, por supuesto, y recae en la nómina del presidente de RTVE, un desembolso que no se efectúa desde que Alberto Oliart se bajó sin avisar del sillón del Pirulí allá por julio de 2011. Nueve meses después, nueve nóminas menos satisfechas, a razón de 20.000 euros la unidad. Así pues, aunque sea quizá lo único, algo bueno tiene este sudoku de seguir con las quinielas a la espera del nombre del nuevo y máximo inquilino de la casa de Torrespaña y el adosado de Prado del Rey. 180.000 euros es todo un capital en una cadena que renuncia al público en plató para ahorrar 8 míseros euros por jornada laboral de aplaudidor.
   Una vez dado carpetazo anoche a las andaluzas, el relevo consensuado entre PP y PSOE para elegir al presidente de la radiotelevisión pública por antonomasia anda al caer. El panorama que se encontrará no será para salir corriendo, aunque los días de vino y rosas ni están ni se les esperan y tiene por delante un maratón de asuntos pendientes. Para empezar en un asunto recurrente de sus 55 años de historia como es el de poner orden a sus cuentas y financiación. RTVE vive una de sus cíclicas crisis que llega en un momento delicado: un mes en el que La 1 será destronada, salvo error u omisión, como líder de audiencia a manos de la parrilla de fast-foodvisión que engendra con inteligencia Telecinco. Al menos, los informativos continúan como líderes y los de referencia, y eso a pesar de que su manida independencia ha padecido últimamente –como buena parte del resto del país- un recorte a la baja considerable. Televisión Española –también RNE- necesita alguien que busque el talento que todavía queda en la casa y deje de mirarse en el espejo roto de la BBC. Allí su presidente, que renunciará después de las Olimpiadas, cobra 800.000 eurazos al año tras bajarse la soldada un 20%. RTVE no merece una interinidad e indefinición que perdura 9 meses. El parto del Congreso ha de ser inmediato para dar a luz al presidente que calme la tormenta que asola a la mejor televisión.


lunes, 19 de marzo de 2012

Huelga de mandos caídos

La historia de la televisión en España cuenta con un hito destacado el 14 de diciembre de 1988, año en el que Telecinco, Antena 3 TV o Canal Plus transitaban por el limbo previo a su nacimiento audiovisual y Canal Sur andaba por el paritorio. Ese día tuvo lugar una jornada de huelga general contra el Gobierno de Felipe González en la que, prácticamente, nadie cayó en la cuenta de que la protesta sindical iba a arrancar por todo lo alto. Un realizador de TVE apodado Pirracas lideró desde el Pirulí la cuenta atrás que a medianoche mandó a negro la emisión de la entonces única cadena nacional. Con los televisores sin emitir siquiera una triste carta de ajuste, los espectadores, atónitos, comprendieron en seguida que aquel golpe de efecto era ni más ni menos que el inicio de una jornada de protesta histórica. ¿Pasará lo mismo o algo parecido en las cadenas de televisión la medianoche del próximo 29M, día de huelga general en protesta contra la reforma laboral? Todo parece indicar que no… aunque se aceptan apuestas. 
   Para empezar, en pleno 2012 el mando a distancia da cabida a medio centenar de ofertas televisivas como mínimo. Sin embargo, casi todas las miradas se posarán en la señal de TVE y las autonómicas de la Forta. Las privadas, salvo milagro, intentarán dar la apariencia de normalidad porque no está la cosa como para no ofrecer la ración diaria de anuncios que, no lo olvidemos, es su razón de ser. En las públicas puede pasar casi cualquier cosa. Si los sindicatos de Canal Sur han logrado, por ejemplo, mandar a negro la emisión por una protesta de regional preferente, qué no será posible ante una reforma laboral contra la que clama la izquierda en una comunidad autónoma en plena campaña electoral y gobernada por el PSOE desde el principio de los tiempos democráticos. Apueste por un triple 1X2 y acertará. De todas formas, será curioso comprobar qué ocurre en Canal Sur y, a la vez, en televisiones autonómicas en regiones con presidentes del PP, caso de Telemadrid o Canal Nou. ¿Se seguirá una decisión consensuada o cada uno irá por libre en función del partido que gobierna en cada región? De nuevo, ponga un triple en su quiniela porque aquí nadie tiene claro de momento qué va a suceder.
 Las huelgas generales, y esta próxima no será una excepción, tienen su primer y trascendente test de éxito o fracaso en lo que pase en las televisiones desde la medianoche en la jornada de paro. Aunque las programaciones se emitan enlatadas y los telediarios reduzcan su tiempo, si hay emisión suena a pinchazo en toda regla. Los directivos de las cadenas, los dirigentes políticos y sindicales lo saben. Permanezca atento a la pantalla la medianoche del 29M.

lunes, 12 de marzo de 2012

Idus de marzo

Tiene toda la mala pinta de que Telecinco desbancará a TVE1 en el liderazgo de audiencia de marzo tras seis meses consecutivos de victorias de la pública. A día de hoy la privada saca un punto de distancia en cuota de pantalla, lo que es un colchón en teoría suficiente a menos que vengan los partidos de Champions al rescate de La 1 de aquí a final de mes. Y eso a pesar de que a Telecinco le andan fallando dos de sus apuestas estelares, como son Ana Rosa Quintana y Jorge Javier Vázquez. La reina de las mañana pierde espectadores en beneficio de Susana Griso en Antena 3, nada grave de momento pero sí preocupante. Luz roja para Sálvame y Sálvame de luxe. Desde que arrancó la temporada en septiembre el primero se ha dejado por el camino 1,5 puntos de share mientras que De Luxe se desfonda y cae hasta 4,5 puntos, lo que en términos de audiencia supone todo un hachazo.
   Mejor le van las cosas a las privadas en lo económico. Pese al descalabro publicitario y la crisis, Mediaset España –léase Telecinco y sucedáneos- ganó el año pasado 143 millones de euros y Antena 3 otros 93 kilos. Números para sacar pecho a pesar de que fueron peores que los del 2010. En RTVE adelantan superávit de 29 millones en el ejercicio de 2011 pero el dato hay que ponerlo en cuarentena porque hace doce meses avisaron de superávit y al final arrojaron un déficit de casi 50 millones. Las cuentas de la pública copian a su dirección interina y andan sin brújula ni norte. A la espera del mirlo blanco que presida la Corporación en Torrespaña y Prado del Rey sólo alumbran titulares negativos. Quizá tengan que clonar a las privadas de Uteca y las autonómicas de la Forta, que para autojustificarse encargan informes a consultoras de relumbrón como Deloitte y Accenture. Unos estudios en los que los jefes de estas empresas pagan un potosí para salir más altos, más guapos y más mejores.
   Estos directivos de las cadenas de televisión y sus jefes de informativos, especialmente, tienen desde este fin de semana en la cartelera una película de casi obligada visión. Los idus de marzo, que así se llama el filme, trata sobre política y una campaña electoral, y pone el foco en el conflicto que surge cuando hay que optar entre la carrera profesional, la victoria y la verdad. En televisión, en tiempos de elecciones como en Andalucía o cuando se lucha además por el liderazgo en audiencia, no todo vale y es preferible apostar por la verdad. Incluso en los telediarios. Como en los casinos, en televisión la ética y la verdad –que no la banca- siempre ganan. Aunque el premio no se cobre al instante.

jueves, 8 de marzo de 2012

El empresario revolucionario

Su compañía no se encuentra en el Ibex-35 de la Bolsa de Madrid. Su nombre no suena cuando se citan a los empresarios más poderosos de España. Su cara no suele aparecer en los cenáculos y los desayunos informativos que se celebran en Madrid para aplaudir al ministro de turno. Su empresa gasta en publicidad lo mismo que Belén Esteban en libros de filosofía. Su nombre es casi desconocido para la mayoría de los españoles. Hace ahora justo un año pronosticó que en la crisis económica española "lo peor está por llegar" y que "el año 2011 tiene un cosa buena y es que será mejor que 2012".
   Se llama Juan Roig y es el presidente de Mercadona, la empresa cuya cuota de mercado supera ya a la suma de la multinacional Carrefour y la vasca Eroski. Roig ha presentado los números de su compañía en 2011. Tome nota: los mejores resultados de su historia en plena crisis, ganando 474 millones de euros (un 19% más), aumentando las ventas un 8% y contratando -nada de temporales, sino fijos- a 6.500 trabajadores en una plantilla de 70.000 empleados con unos sueldos netos que rondan los 1.100 euros mensuales como mínimo. Para enmarcar con la que está cayendo. Y eso que sus supermercados -locales donde si se fija no existe un servicio de atención al cliente/devoluciones- nunca abren en domingo o festivo y que echan el cierre a las 21.15 horas.
  "Se ha gastado muchos recursos en corrupción y en economía sumergida". "Ha habido subvenciones improductivas". "El sector público no ha tomado las medidas de ajuste necesarias". "Trabajando mejor y más y garantizando nuestro trabajo diario e incrementando nuestra productividad se puede crecer". "Tardaremos años en salir de la crisis si los españoles no tomamos las medidas que tenemos que tomar". "Hay que tomar medidas impopulares y molestas". "Tenemos que pensar en nuestras obligaciones y menos en nuestros derechos". "Me parece una burrada los impuestos que se pagan, pero es una medida necesaria, estoy de acuerdo con que paguemos más los que más tenemos". "Desincentivar más el paro, porque, por ejemplo, en España sólo recogen naranjas extranjeros, no hay españoles". "Los culpables de la crisis somos todos, desde los empresarios y los sindicatos a los políticos". Estas sentencias rebosantes de sentido común, también para enmarcar, las pronunció ayer durante la presentación de los resultados de Mercadona en 2011.
  Si este tipo hubiera nacido en EEUU tendría asegurada la portada de Time como Hombre del año. En España se merece un Príncipe de Asturias, la medalla del Trabajo, un Goya, el Ondas, el Planeta y el Cervantes. Ya puestos, añada el Tosión de oro. Y sólo por el hecho de haber firmado en 2011 hasta 6.500 contratos fijos para un supermercado de barrio. El milagro español aún es posible.

domingo, 4 de marzo de 2012

Pioneros de la publicidad en televisión


   Las televisiones emitieron en 2011 España unos 22.000 spots cada día de los que el espectador vio ni unos 60. En los años 60 la cosa era distinta. Muy distinta. TVE, la única televisión de la época apenas ofrecía un centenar de anuncios diarios en su programación. El anuncio de la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-70) es el título de la exposición organizada por la Comunidad de Madrid en la sala El Águila de la capital y que permanecerá abierta hasta el próximo 6 de mayo. La brillante muestra es un homenaje a los creadores y pioneros de la publicidad en cine y televisión en España durante el Desarrollismo: los hermanos Moro, José Luis como dibujante y Santiago como empresario y creativo.
De las entrañas de los Estudios Moro salieron centenares de anuncios de televisión archivados en el disco duro de varias generaciones de españoles. La exposición, inaugurada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, revive una selección de 200 spots emitidos desde mediados de los años 50 hasta la década de los 70, además de exhibir objetos, juguetes y merchandising de numerosos hitos publicitarios de aquellos años. “Los más jóvenes –destacó Esperanza Aguirre durante su apertura- podrán conocer cómo era la España que sentó las bases de la modernidad y los no tan jóvenes recuperarán los años de su infancia”.
El éxito en ventas de los vinos de Jerez y el coñac –entonces no era brandy- durante esas décadas descansa en buena parte gracias a los spots y campañas publicitarias creadas por Estudios Moro, entre los que destaca un anuncio con un zapateado de botellas de Tío Pepe o los discos-sorpresa de Fundador con el famoso Don Pedrito y su eslogan cantado “está como nunca, el sabor que mejor sabe”. Spots para Cola-Cao, Starlux, Avecrem –con el striptease animado de una gallina incluido que superó la censura-, Jabón Ese, turrones El Lobo y El Almendro, hojas de afeitar La Palmera, mantequilla Lorenzana con la canción de la vaca Marcelina… El 90% de la producción de comerciales para cine y televisión llevaba la firma de los dos hermanos madrileños.
La desbordante creatividad publicitaria de los hermanos Moro triunfó especialmente con el nacimiento del separador televisivo de La familia Telerín y su célebre Vamos a la cama, todo un hito en los primeros años de vida de TVE. Un éxito que repitieron dando a luz mascotas como La Ruperta, La Botilde, El Chollo y El Antichollo para el popular concurso Un, dos, tres… responda otra vez. Sus obras publicitarias lograron más de un centenar de premios y reconocimientos en festivales internacionales de publicidad de la época. En el cénit de Estudios Moro trabajaban 300 profesionales para dar a luz más de un centenar de anuncios al mes… hasta su cierre por disputas empresariales a principios de los años 70. Los hermanos Moro, a pesar de todo, siguieron fabricando sueños publicitarios para alimentar la nostalgia de millones de españoles del siglo XXI.
(
Ver vídeo inauguración de la exposición)(Ver fotografías exposición)

jueves, 1 de marzo de 2012

Gracias por arrimar el hombro

Siempre es una mala noticia, y más en tiempos de crisis, que una empresa presente sus cuentas anuales y que estas empeoren las del ejercicio anterior. Ahí tienen a Endesa e Iberdrola, dos grandes compañías centradas en el filantrópico negocio del suministro eléctrico. Ambas acaban de anunciar una caída del 46,4% y el 2,3% de su beneficios respectivos en 2011 en comparacíón con 2010. Tranquilo, no vaya al banco para enviarles una transferencia como donativo: el año pasado Endesa ganó 2.212 millones de euros e Iberdrola 2.805 millones.
  Por aquello de arrimar el hombro ante la situación del país, y ayudar especialmente a ese millón y medio de hogares españoles donde todos sus miembros andan en paro, Endesa ha propuesto subir el mes que viene un 10% la tarifa de la luz y aplicarnos otra electrocución en el primer trimestre de 2013 con un incremento también del 10%. Gracias, Endesa, de corazón.
  Gracias también a bancos como el Santander, que también en 2011 arrimó el hombro......exclusivamenente entre sus consejeros, eso sí, al subirles un 22% sus retribuciones hasta sumar un reparto de 41 millones de euros. Ya puestos, y aprovechando que los bancos son conocidos últimamente por conceder préstamos con una gran facilidad, el Santander distribuyó 18,7 millones en préstamos entre los mismos consejeros.
   Y gracias al Grupo Prisa por subir un 40% los sueldos de sus consejeros en 2011, año en el que el holding multimedia arrojó los peores resultados de su historia con 451 millones de euros en números rojos. Con una plantilla que teme por su futuro, el consejero delegado Juan Luis Cebrián se embolsó 8,2 millones de euros. De ellos, 1,7 millones en títulos del Grupo por su compromiso de permanencia en la empresa hasta 2013. Eso sí que es un compromiso.
  Gracias a todos, y a muchos que nos dejamos en el tintero, por dar ejemplo diario a un país con 5 millones de parados.