lunes, 28 de mayo de 2012

Ganar sin convencer

Tome nota: “El inodoro es quizá el invento más importante de la civilización, pero el control remoto es el siguiente. Casi tanto como el sexo”. No lo ha dicho uno de los participantes de Gran hermano 12+1 o el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile. El entrecomillado es de alguien que responde al nombre de Eugene Polley, ingeniero que a principios de los años 50 inventó junto a Robert Adler el mando a distancia inalámbrico para la televisión. Polley, uno de esos miles de investigadores desconocidos que nos ha hecho más cómoda la vida cotidiana, falleció hace una semana a los 96 años.
   “La telebasura es un invento, una expresión despectiva de los que no entienden el gran valor de una comunicación que se dirige, indistintamente, a todas las franjas del público”. “Para los que tienen el paladar fino están los canales temáticos” . “No atacamos nunca a nuestros competidores”. Todo esto sí ha salido de labios de Vasile, todo un rollingstone y un dinosaurio televisivo, en una entrevista a la revista Rolling Stone. Eso sí, segundos después padeció una laguna mental con eso de “no atacamos nunca…” porque a renglón seguido la tomó con TVE, su tradicional y cíclico enemigo inventado: “Tiene muchísimo dinero, sólo hace falta que dejen de tirarlo”. Toda una incongruencia teniendo en cuenta la situación actual de los números de RTVE y de que acaba de robarle a José Mota, talonario abultado de por medio, dado que la pública no está en condiciones de seguir pagándole una millonada al humorista. Lo extraño hubiera sido que Vasile tentase a Eduardo Punset para que se pasara a Telecinco, pero ya se sabe que cultura y Telecinco son como el agua al aceite, tan imposibles como una concursante de Gran hermano negándose a posar ligera de ropa en la portada de Interviú.
   A pesar de sus defectos, tiene toda la pinta de que Telecinco acabará el mes al frente del ranking de audiencias. Será en buena parte gracias al éxito de Gran hermano, un programa discutible pero que cautiva a millones de españoles desde su estreno hace 12 años. Este año el reality por antonomasia, cuya factura televisiva es impecable, está apabullando a sus rivales y se estirará hasta la primera semana de junio para evitar que La 1 pueda poner en duda la victoria de la cadena privada en mayo en la dura batalla del share. El espectáculo visual del espacio es innegable gracias a profesionales que miman una realización y una producción merecedora de reconocimientos que, lamentablemente y por papanatismo, nunca llegarán. Paolo Vasile y Gran hermano, como Abramovich y su Chelsea, certifican a todos aquellos que creen en el juego bonito que no siempre ganan los mejores. Ya sea en el campo de fútbol o en el mando a distancia.

viernes, 25 de mayo de 2012

Cajas de lenocinio

Ahí está el tío. Se llama Mario Fernández y es el mandamás de Kutxabank, la entidad financiera que desde enero engloba a las antiguas cajas de ahorro vascas BBK, Caja Vital, Kutxa y la andaluza CajaSur. Antes de recalar en su actual puesto, este abogado había ocupado el cargo de vicelehendakari con el PNV allá por los años 80. Esta semana el tal Mario Fernández se ha cubierto de gloria al realizar un análisis profundo y profesional del proyecto Eurovegas que se disputan Madrid y Barcelona: "Salvo un norteamericano -el propietario de Las Vegas Sands, Sheldon Adelson- que quiere montar una especie de casa de putas cerca de Madrid, nadie va a crear 2.500 puestos de trabajo en un día". Y lo dijo sin despeinarse en un desayuno informativo ante una copa de zumo de naranja que, en principio, no debía llevar un dedo de vodka.
  Manda trillos que lo diga el presidente de una fusión de cajas de ahorro, unas entidades cuya nefasta gestión durante el boom inmobiliario la están pagando los contribuyentes españoles, incluidos los cinco millones que andan a su pesar con el carné del paro. Unas cajas de ahorros que se montaron una fiesta perpétua con luces de neón a nuestra costa, durante años, y cuya factura abonamos a escote entre todos a nuestro pesar.
 Una Kutxabank, por cierto, accionista de La Sexta, cadena expedientada por emitir en horario infantil contenidos erótico/pornográficos y dibujos animados japoneses del mismo corte. Una Kutxabank que sacará tajada, grande o pequeña, del desembarco de Eurovegas en España, que para algo es también accionista en Iberdrola, quien seguramente se pondrá al servicio del complejo de casinos y hoteles para encargase de su suministro energético. Unos clientes que llegarán a Eurovegas en trenes como los construidos por CAF, sociedad de la que es accionista Kutxabank, o que preferirán dormir en el centro de Madrid o Barcelona en hoteles de NH, cadena en la que también tiene participaciones Kutxabank. La banca y las cajas de ahorro, ya ve, son como los casinos y siempre ganan. Siempre. 

lunes, 21 de mayo de 2012

Penalti y expulsión

Si Belén Esteban mata por su hija, las cadenas de televisión hacen metafóricamente lo propio por sus cuotas de pantalla en la batalla de las audiencias. En esta guerra incruenta e interminable las victorias, fracasos y refriegas son diarias. Ahí tiene si no a Antena 3 y Telecinco rememorando esta semana tiempos casi olvidados al tirar de contraprogramación, un fenómeno que vivió su cénit a mediados de los años 90, y jugar al perro y al gato con el baile en los días de emisión de El número 1 y Gran hermano. Quizá ambas hayan olvidado demasiado pronto que supone todo un error recuperar una medida siniestra que, en su día, dictó la sentencia de muerte de la mayoría de las revistas de televisión, y que trae además y con razón espectadores que reniegan de las cadenas y del propio medio de comunicación. La peor telebasura no echa al público, la contraprogramación o los bloques de publicidad interminables, sí.
   Este 2012 se cumplen 25 años desde que se miden las audiencias de televisión en nuestro país. En esto, aunque le cueste creerlo, fuimos de los primeros en Europa. Bajo el mandato de Pilar Miró en RTVE, la cadena de Prado del rey y la catalana TV3 impulsaron el nacimiento de Ecotel, la empresa de la época que daba las cifras de seguimientos de programas. Luego el encargo recaería en Sofres y, actualmente, en Kantar Media. Corría 1987, Canal Sur todavía no había salido al aire, y la pionera de las autonómicas, la vasca ETB, se mostraba contraria al nacimiento de Ecotel y sus mediciones de los espectadores. Vivir para ver.
   La temporada televisiva 2011/12 que acabará el 30 de junio situará a La 1 como cadena triunfadora en audiencia, a pesar de que Telecinco ha plantado cara en los últimos meses tras la huida de demasiados productos potentes de la oferta de la pública, caso de Aguila roja. Tras el empate registrado entre ambas el pasado abril, el operador de Mediaset ha cogido un punto largo de ventaja en la cuota de pantalla de lo que llevamos de mayo en la lucha por ser la cadena más vista del país. Sin embargo, el partido no ha terminado y La 1 confía en un penalti y una expulsión que cambie el panorama. Esa doble pena máxima nos lleva a las finales de la Champions de este sábado pasado, cuya audiencia millonaria conocemos esta mañana, y de la copa del Rey entre el Barça y el Bilbao del próximo día 25, cerca de la prórroga del mes. Ambos partidos se juegan en TVE y serán vitales para lograr de nuevo el título honorífico de cadena más vista, trofeo que saboreará el nuevo presidente de RTVE. Otra vez el fútbol sale al rescate de la que, sin discusión, sigue siendo la mejor televisión de España.

lunes, 14 de mayo de 2012

El duopolio perfecto

No lo ponga en duda ni por un instante: la expresión y/o latiguillo del año es “con la que está cayendo”. Es el trending topic incluso para los que creen que twitter es una moda global y pasajera similar a la eclosión de los SMS del móvil. Pues “con la que está cayendo” los operadores privados de televisión en España ganan dinero. Mucho dinero. No tanto como en años anteriores pero sacan beneficios para sus accionistas, lo que supone toda una herejía para los resultados mensuales, trimestrales, anuales e incluso históricos de todos y cada uno de los canales de la Forta, donde parece que los beneficios no están ni se les esperan nunca.
   En este catastrófico inicio –en lo económico- de 2012, el grupo Antena 3 ha registrado unos beneficios de 7 millones de euros. Sí, supone un 63% menos que el idéntico periodo del año anterior, pero son ganancias al fin y al cabo. Mejor le han ido las cosas a Mediaset-Telecinco. La delegación española del imperio audiovisual italiano que aquí comanda Palolo Vasile ha cerrado el intervalo enero-marzo con un beneficio de 21 millones de euros o, lo que es lo mismo, la mitad del que arrojó por las mismas fechas de 2011. Clones en demasiadas cosas, Antena 3 anda a punto de cerrar la absorción de La Sexta y Telecinco ha fagocitado y hecho la digestión de la compra de Cuatro. Ambas, queriendo o sin querer, se ha instalado en lo más alto del duopolio televisivo de nuestro país. Y eso que el anterior Gobierno, en su errática política audiovisual, vendió el parto de La Sexta y Cuatro como la quinta esencia de la pluralidad. Ya ve en qué ha quedado un invento que, en el fondo y hasta en la forma, nació para complacer a amigos de esos de toda la vida. Que se lo pregunten si no a los impulsores de Vía Digital. El mercado siempre ha echado, tarde o temprano, a todos los medios que nacen con forceps desde la política y no desde un planteamiento empresarial y periodístico.
   La crisis publicitaria y la fragmentación de las audiencias son aún más letales que la telebasura. En el primer trimestre del año la facturación publicitaria en las televisiones se ha desfondado un 17%, porcentaje similar a la caída anotada por Telecinco a pesar de que su cuota de audiencia crece. En Antena 3 la disminución en los ingresos publicitarios ha sido de poco más del 6%, quizá porque los anunciantes saben que su público es de pedigrí. Andamos en crisis pero en la televisión crecen hasta brotes verdes, si no no se entiende que los españoles gasten un 5,4% más en televisión de pago y que ésta llegue a cerca de 4 millones de hogares “con la que está cayendo”.

lunes, 7 de mayo de 2012

El boomerang de la memoria

Hasta ahora los sesudos analistas y expertos en todo lo han tenido relativamente sencillo para detectar la recuperación económica: mirar los datos de ventas de coches. Quizá desde este justo momento deban poner la vista en otra cifra para detectar un atisbo de los brotes verdes que seguirán de por vida a la ex vicepresidenta Salgado allá por donde vaya: la del consumo diario de televisión/persona en España. En abril este particular índice escaló hasta los 254 minutos, lo que traducido al cristiano arroja 4 horas y 14 minutos. Un récord histórico para un abril y, de paso, una auténtica barbaridad.
   La marca batida es el resultado directo de una crisis económica que no se va ni echándole Zotal. La gente sabe que la televisión es posiblemente el ocio más barato que existe, imbatible ante internet o el cine. Si uno anda en paro y sale a la calle, saca la cartera, se rasca el bolsillo y consume. Si uno se queda en casa tumbado ante el sofá y la televisión, consume lo imprescindible que encuentra en la nevera. ¿Adivinan cuál ha sido la comunidad autónoma donde su población vio más televisión que nadie durante el pasado mes de abril? Por supuesto, Andalucía, que para algo y a su pesar encabeza la tasa de paro nacional, europea y de la vía láctea. Los andaluces se chutaron de media y como quien no quiere la cosa hasta 272 minutos de tele cada día del mes pasado y, ya puestos, dieron medio punto extra de cuota de pantalla a su Canal Sur TV.
   Por lo demás, en abril Telecinco y La 1 registraron un empate técnico como cadenas más vistas al lograr una cuota de pantalla del 13%, aunque en el fotofinish la privada adelantó a la pública en 3 milésimas. Las audiencias acentúan aún más si cabe el avance implacable de la fragmentación y el liderazgo de los informativos de La 1.
   Cambiamos ahora tercio porque en la plaza televisiva siguen cayendo las almohadillas sobre el Gobierno por su decreto para elegir presidente de RTVE sin necesidad de consenso con el PSOE. Como las hemerotecas no las carga el diablo, echamos la vista atrás para comprobar cómo fue elegido a finales de 2008 el actual director general de la RTVA, Pablo Carrasco. El malagueño accedió al cargo en la tercera votación del Parlamento andaluz, sólo con los votos de PSOE e IU y con el rechazo del PP. Nada de consenso tan reclamado ahora en la primera y de momento última vez que la cámara autonómica eligió al mandamás de la tele pública, gracias a una ley promulgada por el Gobierno de Manuel Chaves. Carrasco relevó en la RTVA a Rafael Camacho, quien fue durante años portavoz del ejecutivo socialista andaluz. Sobran las palabras y faltan independencia y, sobre todo, memoria.

sábado, 5 de mayo de 2012

El coche Hacendado

Ángela celebra motorizada el Día de la Madre. Divorciada, con cuatro hijos, acaba de cambiar de trabajo y de adquirir un coche. Increíble pero cierto, a un curro donde gana más y deja de cobrar los apenas 900 euros del anterior. El dinero no le llegaba para tirar para adelante en su casa, a las afueras de Madrid, con unos niños que arrasan la nevera por aquello de que todavía andan creciendo.  El otro día la vi llevar a su hijo pequeño al cole en su coche de segunda mano, un Dacia Logan: "Ahí lo tienes -me dijo-, es un coche Hacendado, bueno, bonito y sobre todo muy barato". El paralelismo con la marca blanca de Mercadona no pudo ser más acertado. Sin saberlo, Ángela se ha sumado a los miles de españoles que, ante la crisis, tiran de los coches económicos de Dacia a la hora de comprar un turismo. No están la cosas como para lujos con ruedas.
   En abril, según los datos de la patronal del sector, la venta de coches se volvió a descalabrar casi un 25% en comparación con el mismo mes del año anterior. La crisis golpea más si cabe a los fabricantes de vehículos. En el periodo enero-abril del 2012 Renault ha bajado sus matriculaciones un 8,6%, Seat un 20%, Opel un 15%.....En la letra pequeña de las estadísticas sobresale Dacia, la marca económica de Renault fundada en la Rumanía del tirano Ceaucescu en la década de los 60. En el primer cuatrimestre de 2012 Dacia ha vendido un 17,9% más sus modelos y supera ya las 5.000 unidades. De ellos se lleva la palma el Dacia Sandero, que ha despachado casi 3.000 desde que empezó el año, lo que supone un aumento del 66,7% con respecto a los datos del primer cuatrimestre de 2011.
   No es el coche más vendido en España, honor que recae en el Citroën C4 y el Seat Ibiza, pero es un síntoma claro de que la economía familiar no está para dispendios y que lo que queda del consumidor apuesta por lo barato. El Sandero de Dacia se puede comprar desde apenas 6.000 euros, un millón de pesetas. Sí, es el coche Hacendado de la crisis española.

miércoles, 2 de mayo de 2012

254 minutos diarios de crisis

Hasta ahora los analistas lo han tenido relativamente sencillo para detectar la recuperación económica: mirar los datos de ventas de coches. Quizá desde este momento deban mirar hasta otra cifra: la del consumo diario de televisión/persona en España. En abril este particular índice escaló hasta los 254 minutos, lo que traducido al cristiano arroja 4 horas y 14 minutos. Un récord histórico para un abril y, de paso, una auténtica barbaridad.
   La cifra es el resultado  directo de la crisis económica. La gente sabe que la televisión es posiblemente el ocio más barato que existe, imbatible ante internet o el cine. Si uno anda en paro y sale a la calle, consume. Si uno se queda en casa tumbado ante el sofá y la televisión, consume lo imprescindible que encuentra en la nevera. ¿Adivinan cuál ha sido la comunidad autónoma donde su población vio más televisión que nadie durante el pasado mes de abril? Por supuesto, Andalucía, que para algo y a su pesar encabeza la tasa de paro nacional, europea y casi planetaria. Los andaluces se chutaron de media hasta 272 minutos de tele y, ya puestos, dieron medio punto extra de cuota de pantalla a su Canal Sur TV.
  Por lo demás, en abril Telecinco y La 1 registraron un empate técnico como cadenas más vistas al cerrar el mes con una cuota de pantalla del 13%, aunque en el fotofinish la privada adelantó a la pública en 3 milésimas. Antena 3 acabó a 9 décimas de ambas, su distancia más corta en casi tres años. Las audiencias de abril acentúan aún más si cabe el avance implacable de la fragmentación y el liderazgo de los informativos de La 1, 56 meses consecutivos como los preferidos por los espectadores.
(Vea pulsando aquí el análisis de audiencias de abril)