jueves, 3 de enero de 2013

Españoles ricos en céntimos

Imáginese sentado en medio del escenario de un plató de televisión. Usted está concursando por un premio millonario en metálico y sólo tiene que responder correctamente a una pregunta para llevarse el dinero a casa. El presentador abre el sobre y le mira fijamente a los ojos. Un sudor frío le recorre la piel. Ha llegado el momento de la verdad y el presentador lee pausadamente pero con firmeza: "¿Cuál de los siguientes países europeos tiene el salario medio anual más bajo: Holanda, Alemania, Bélgica, Austria, Francia o España?". Muy fácil la respuesta, ¿verdad? En esto España es potencia europea, lamentablemente.
   En octubre pasado el Instituto Nacional de Estadística confirmó que el salario medio bruto y anual del trabajador español es de 22.750 euros. Y, ojo, este dato validado corresponde al año 2010, cuando las rebajas de sueldo o la supresión de la extra no estaban ni se las esperaban. Mientras, los salarios medios anuales  de los citados países de la pregunta del concurso andaban como un 40% por encima que en nuestro país: Holanda (45.215 euros ), Belgica (43.423), Alemania (42.400), Austria (41.123) y Francia (35.859).


  Esta semana he comprado en una tienda un álbum de cromos de los personajes de Angry Birds, muy de moda entre los niños.¿Su precio? 1,99 euros. El álbum ha sido fabricado en Cataluña y lleva el sello de Made in Spain, de momento. En su trasera aparecen las tarifas para su venta en diversos países de la Unión Europea y, ¡oh, sorpresa! es en España donde el álbum cuesta más caro. Apenas unos céntimos, sí, pero el país donde más que hay que rascarse el bolsillo en comparación con Holanda, Bélgica, Alemania, Austria, Francia o nuestra vecina Portugal. Seguro que la cosa tiene una explicación comercial, legal, arancelaria o, ya puestos hasta hipotecaria, pero es del todo incomprensible. Hasta con unos míseros céntimos de euro nos toman el pelo.

No hay comentarios: