lunes, 25 de febrero de 2013

Caras de celuloide armado

   TVE es la única cadena nacional con programas sobre cine, ya sea rodado en España o Sri Lanka. La cadena pública, según explican ellos para sacar pecho, echaron el hombro –y la cartera- para financiar en 2012 casi 100 proyectos audiovisuales, de ellos 40 películas y 44 documentales. Cuentan desde Prado del Rey que el año pasado La 1 y La 2 emitieron 250 largometrajes made in Spain, lo que supone el 90% del cine español emitido en todas las cadenas. Y más. Cada año TVE apoquina a la Academia de Cine los derechos de emisión de la Gala de los Goya, una cantidad que parece un secreto de Estado pero que dicen ronda el medio millón de euros. Cantidad a la que hay que sumar los gastos no tan evidentes como los 100 mil euros del ala para montar el escenario de la ceremonia de la semana pasada. También cada año, la misma TVE tiene la obligación por ley de dedicar el 6% de sus ingresos a la producción de películas españolas/europeas. Este porcentaje baja al 5% en el caso de los operadores privados.
   Una cosa llamada crisis que quizá le suene ha forzado a esta TVE a gastar lo mínimo imprescindible, hecho que obviamente también afecta a su partida de inversión en cine español. Dicho lo cual, y con el jefe de RTVE en el patio de butacas, el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, se despachó en los Goya criticando y dando consejos presupuestarios a la tele pública de todos los españoles. González, macho, y con la venia: hay que tenerla de celuloide armado para darle un toque de atención a TVE y frente a su audiencia millonaria en directo. Se trata de la cadena, además, que te suelta una pasta para tus Goya sin poder -porque la ley se lo prohíbe- meter bloques de publicidad durante el larguísimo programa.
Quizá a la Academia de Cine o a TVE les convendría una separación amistosa y que otro coja el testigo de la retransmisión, sin olvidar que galas de galardones de tele como los TP ya nadie las da ni las quiere. O sea, que la tele da la espalda a los premios para el medio y pone alfombra roja para el cine. Que la Academia llame a la puerta de las cadenas privadas para emitir los Goya. Pero que antes sepa que según el jefe de Mediaset-Telecico, Paolo Vasile, “en España se hacen demasiadas películas” y que con mucha razón esgrime: “No veo por qué las televisiones tienen que financiar el cine”. De remate, Uteca –la patronal de las privadas- pelea en los tribunales para no tener la obligación de invertir por ley en cine español ese 5%. Una norma, para colmo, aprobada no por Zapatero sino por Aznar.

No hay comentarios: