lunes, 11 de febrero de 2013

Emigrantes de informativos

Los informativos de una televisión son su producto más caro en comparación con el resto de cualquier otro programa. Sin embargo, dan identidad a una cadena, aportan buena parte de la credibilidad a un proyecto y son pilares esenciales a corto, medio y largo plazo. Los programas de entretenimiento mueren tarde o temprano, los informativos diarios, no. También son los que congregan al público más fiel, excepto cuando se trata de canales públicos y se ha producido un cambio en el gobierno de turno.
   Los telediarios de TVE –aunque le cueste recordarlo- se desfondaron en 2004 con la sonora salida de Urdaci y la llegada del dúo Fran Llorente y Lorenzo Milá, con una corbata de quita y pon. Casi una década después continúan siendo líderes, aunque discutibles, y su supremacía en audiencia anda tocada. Vayamos a los datos que arrojan los audímetros de Kantar Media. En enero de 2012, los telediarios de La 1 –de lunes a domingo, sobremesa y noche- contaban con una audiencia media de 2.9 millones de espectadores y una cuota el 18,6%. Un año más tarde, este pasado mes, han caído un 19,5% para dejarse por el camino 578.000 seguidores, bajar a un share del 14,3% y sumar 2,3 millones de fieles. De ese medio millón largo de españoles a la fuga de TVE, apenas 90.000 han saltado a programas que no son informativos. Todos los demás han hecho el petate para largarse a los informativos de La Sexta (+254.000 espectadores), Telecinco (+121.000), Antena 3 (+67.000) y Cuatro (+49.000).
   La Sexta es la gran beneficiada de la sangría de los telediarios de La 1 al crecer un 33,2% en un año: de 764.000 almas contabilizadas pasan a superar el millón. Unos espectadores que recalan en una cadena de marcada tendencia de izquierdas procedentes de una TVE recién salida de la era Zapatero. El trasvase de público entre ambas es evidente para los expertos que miran las audiencias para intentar dar con las claves del éxito o el fracaso en televisión. En La Sexta –la hermanastra díscola de Antena 3- la estrella es su informativo de sobremesa, que se beneficia del arrastre del granero de espectadores de Al rojo vivo. Al TD2 le lastra Igartiburu y Piqueras se beneficia de Pasapalabra. Canal Sur también ve crecer mucho la audiencia de sus informativos diarios: un 16,8% desde enero de 2012, cuatro puntos más de cuota y 103.000 andaluces adicionales mirando sus noticias.
   ¿Quiere decir toda esta ensalada de números que en este 2013 son los informativos de La Sexta los mejores y más plurales e independientes y los de TVE peores, partidistas y tendenciosos? Más bien, todo lo contrario. Pero esto desgraciadamente no lo miden los audímetros instalados en los hogares. Al menos que se sepa.

No hay comentarios: