lunes, 6 de mayo de 2013

Risas muy serias


Que La Sexta Noticias haya obtenido el premio al mejor programa informativo –que no el de la categoría de espacio de humor-  en los recientes Premios de la Academia de TV, me recuerda al Premio Ondas obtenido años atrás por Jorge Javier Vázquez: cuando no hay una ración indispensable de humor en la actualidad del día, viene un palmarés de galardones y nos provoca la risa floja. Siempre hay tiempo para cometer una injusticia, también en televisión y también en unos premios que –para más cachondeo- otorgan supuestamente unos expertos en el medio y que presuntamente trabajan en él. No busque unos informativos tendenciosos que barran siempre en la misma dirección, ideológicamente marcados, donde el pluralismo se confunde con la pleura y la independencia con la drogodependencia: elija La Sexta y ahí los tiene. Lo mejor del caso es que los tíos competían para el premio con los servicios informativos de Antena 3, Telecinco y Cuatro. No, TVE y sus telediarios no habían accedido siquiera a la final. Conocedor de cómo funcionan por dentro de las votaciones de la Academia, esto tiene un nombre: vendetta y revancha de los electores. La pena es que dejan a la pobre Academia a la altura del betún porque es el cómplice necesario para darles una corná a los rectores de TVE. Para que se haga una idea es como si Mourinho se lleva la insignia de oro de la Peña Iker Casillas
de Móstoles,  Ortega Cano el Diploma de honor de la DGT a la conducción responsable o Breikin Nius sale elegida de forma aplastante como mejor crítica de televisión en prensa diaria. Algo falla. O el jurado está comprado o el que contó los votos es de letras puras y se hizo un lío.
  Seguimos con cosas que dan la risa. Como los irrisorios 3,3 millones de euros en multas que impuso en 2012 el ministerio de Industria a las cadenas por diversas infracciones. Nunca entenderé el motivo que lleva a que estas empresas dependan de ese ministerio y no de otro. Quizá es que las teles funcionan con luz e Industria es la encargada de las políticas que afectan a la tarifa eléctrica. O no. El caso es que de esos 3,3 kilos miserables 1,7 corresponden a infracciones por exceso en la emisión de publicidad según la ley audiovisual en vigor. Lo de siempre: a las teles les sale muy  muy barato saltarse la ley porque la multa es de todo a cien y para pagarla sueltan la calderilla que guardan en el bolsillo.
  Y, para no caer en el pesimismo que trae adosado esta maldita crisis, una pizca más de humor. Los españoles cuentan -y no se cansan- que quieren una televisión de calidad, independiente, creíble, sin sensacionalismo... En abril, Telecinco líder de audiencia de nuevo.

No hay comentarios: