martes, 25 de junio de 2013

Prensa, de las exclusivas a las promociones exclusivas


Qué le voy a decir sobre la crisis del Periodismo y la prensa escrita que no sepa. De momento nadie se ha planteado dictaminar como especie en vías de extinción a quienes se acercan al kiosko a comprar un periódico en papel de toda la vida. Pero no lo descarte del todo. Siempre me impresionó cuando, hace apenas unos años, fui de visita a la Universidad Rey Juan Carlos y comprobé cómo los alumnos de Periodismo -y el resto- tenían las cabeceras de los principales periódicos gratis en los acceso de unos de sus edificios. De la impresión al chasco: era por la tarde y los paquetes de periódicos parecían recién abiertos. Mi acompañante, profesor de Periodismo, se lamentaba:"Ahí están gratis pero casi nadie se acerca para cogerlos. No les interesan". Y hablo del año 2006, cuando las tablets y los smartphones para acceder a los kioskos de prensa digital aún andaban en pañales o en el paritorio.


    La prensa sigue en crisis, la peor de su historia, con un marketing de ventas anclado aún en el siglo XX. Con El Mundo barruntando la hipótesis de cobrar por acceder a su web a la vuelta del verano, la prensa escrita española está sacando de la miseria y relanzando las ventas, visto lo visto, a los fabricantes de relojes y gafas. Llevamos dos años con promociones de ambos productos, sin cartillas ni cupones mediante, en prácticamente casi todas las cabeceras. Hubo un tiempo en el que el diario El Mundo se chuleaba de no sacar promociones que no tuvieran su vertiente cultural; aquello duró bien poco. El Mundo, ABC y El País, los tres referentes de la prensa patria, coinciden esta primavera verano en ofrecer a los lectores promociones de relojes, con precios entre los 7 y los 10 euros. El País -quién te ha visto y quién te ve- también lleva un año con sartenes, cuberterías, exprimidores, batidoras y sandwicheras a cuestas. Pero quien es experto en la materia en esto de las promociones más curiosas es, sin duda alguna, La Razón, rotativo que años ha llegó a regalar croasanes al adquirir un ejemplar. Ahora tiene en marcha una cartilla para obtener un masajeador de pies. A este paso, pronto llegarán los juguetes sexuales en cupones y cartillas. Ya verá. Y disfrutará.
   PD. Según cuentan, las mejores promociones son las que han ofertado ABC y El País de carros de la compra de Carrefour e Hipercor durante este último año.

No hay comentarios: