lunes, 3 de junio de 2013

Sobredosis de pesadillas

   Cataluña, con sus cuentas públicas a lo Chipre, dedica este año 225 millones de euros del ala a su radiotelevisión pública. Con unos ingresos por publicidad que con sudor llegan a los 60 millones, eso sí que es un déficit asimétrico en toda regla. Para el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el juguete audiovisual no se toca porque es “un instrumento de país”. Canal Sur mira de reojo a sus compañeros catalanes tras las sacudidas sísmico-laborales registradas en Canal Nou, Telemadrid o la tele asturiana. Menos mal que para defender los derechos de sus trabajadores, la RTVA cuenta con unos sindicatos bregados en mil batallas, con unos liberados sindicales nombrados en algún caso lacerante casi casi desde el primer día que cruzaron la puerta para firmar el contrato. Y ha pasado cerca de un cuarto de siglo desde aquello. Ahí siguen, ahora peleando un convenio colectivo con un acuerdo que –si llega– será toda una pesadilla. El ex defensor del Pueblo Chamizo, a su lado y sus 17 años en el sillón, ha sido un becario en prácticas con contrato precario. 

Para pesadilla de las buenas, la del chef Alberto Chicote en La Sexta. El menú televisivo que sirve, y que esta semana ha batido su récord de audiencia gracias a un restaurante nada aconsejable del centro de Madrid, es un ejemplo a imitar de un programa bien hecho y de un espectáculo en toda regla. Pesadilla en la cocina no da gato por liebre al comensal, con un guión que avanza como una novela: presentación, nudo y desenlace. El show de los jueves noche es de lo mejorcito que ofrece la televisión de saldo que ha anclado la crisis en las parrillas de las grandes cadenas. Y tiene pinta de que en su producción los gastos son de andar por casa gracias al tirón ante las cámaras de Chicote. No sé cómo Telecinco no se plantea para el próximo Gran hermano ficharlo y meterlo en la casa para que cocine a los concursantes menos lúcidos de la televisión mundial.   Despedida y cierre con el mejor programa de humor de TVE: su Consejo de Informativos, un colectivo garante del buen periodismo, la independencia y la pluralidad… aunque sus críticas siempre soplen sistemáticamente en la misma dirección. No se pierdan en su página web la colección de fotografías con la dan la bienvenida para solaz de los internautas: Pepa Bueno –ahora en la SER–, David Cantero –en Telecinco–, mucho Fran Llorente –exjefe de los informativos de TVE- y, por supuesto, Ana Pastor –con nuevo programa desde anoche en La Sexta–. El buen periodismo, y más entre quienes creen haberlo inventado, también debería ir pegado a la actualidad porque, ya lo sabe, no hay nada más antiguo en esta vida como el periódico de ayer.

No hay comentarios: