domingo, 24 de noviembre de 2013

Televisión desmemoriada


No se enteró ni El Tato: el 21 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Televisión, una fecha promulgada por eso llamado ONU. Que se sepa, ninguna cadena que puebla el mando de la TDT se dio por aludida. Ya se sabe –y si no se lo recuerdo- que las televisiones pasan pero que olímpicamente de ella misma como medio de comunicación, a no ser que sea para informar sobre sus estrenos o avances en audiencia. Siempre he contado que es más fácil para un telediario dar como noticia el festival de cine de Cazurrilla de la Frontera que contar algo del Festival de la TV de Cannes, el más emblemático e histórico para el sector.  Coincidiendo con el Día de la cosa moría Marta García, presentadora de El Tiempo en TVE. Me sorprendió que el telediario del mediodía informara del tema. Años atrás, éste que escribe, telefoneó al entonces director de los Servicios Informativos de TVE para contarle que acababa de morir en Madrid un tal Pepe Casas, entre otras muchas cosas, el profesional que puso en marcha los telediarios desde el Paseo de la Habana al poco de arrancar la cadena estatal. ¿Sabe cuánto tiempo dedicó TVE a informar del asunto? 0 segundos, aproximadamente.
   Salvados, en La Sexta, es uno de los espacios de moda. De excelente factura, su presentador es tan independiente como Florentino Pérez a la hora de elegir su candidato al Balón de oro entre Cristiano y Messi. ¿Sabe cuándo dan en Salvados un programa sobre el cachondeo manifiesto de la financiación de los sindicatos UGT y CCOO con comilonas y copazos de Feria incluidos a costa del contribuyente? Si se entera, avíseme, por favor. Que sepa, Évole ha dedicado al tema 0 segundos  y su entrevista cara a cara con Cándido Méndez ha sido para hablar de la reforma laboral del Gobierno del PP. El verso libre de La Sexta deja unos informativos que crecen en audiencia a medida que caen en objetividad y pluralidad. A imagen y semejanza de los manipulados por Urdaci –entonces también con una excelente audiencia-, los telediarios de La Sexta conforman la escaleta de la actualidad con una profesionalidad e independencia que –como Alfonso Armada en Zarzuela el 23F- no están ni se las esperan. Al menos, Buenafuente arregla el estropicio en el late con un programa donde el humor inteligente prima por encima del agit-prop del guión de los chicos de El intermedio.
 PD. No se pierda en La 2 Cachitos de hierro y cromo, una maravilla nostálgico-musical. Y tampoco El tiempo entre costuras en Antena 3, pese a los hachazos incomprensibles de publicidad que sufre y padece desde su segundo capítulo de emisión. Los espectadores que la siguen deberían presentar hoja de reclamación por los cortes publicitarios inmisericordes que recibe con saña y a traición.

martes, 12 de noviembre de 2013

Photoshop a Marc Márquez

Al enemigo, ni agua, sostienen algunos. Marc Márquez se acaba de proclamar campeón del mundo en Moto GP. El joven piloto forma parte del equipo Repsol Honda y su adversario a batir este año ha sido Jorge Lorenzo del equipo Yamaha, el fabricante de motos japones rival por antonomasia.
  Al día siguiente de proclamarse campeón, Repsol publicó páginas enteras de publicidad con su patrocinado en los principales periódicos del país. En estos anuncios se reflejaban fotos de Marc en diversas etapas de su vida, como una del salón de su casa con apenas cuatro añitos y subido con un casco a una moto acorde a su estatura. Pero esa foto tiene truco: si se fija, aparece con los colores de su equipo actual Repsol Honda......los de la campaña publicitaria no se han cortado un pelo y han metido el photoshop. ¿Y eso? El motivo lo tiene en la fotografía original: Marc Márquez subido a la misma moto de la marca Yamaha, su rival en el Campeonato del Mundo de Moto GP. Ya lo ve, el photoshop no es sólo cosa de la revista ¡Hola! y las top models o famosas añejas, también valen para un campeón de 20 años en una foto con su regalo familiar de niño.

viernes, 8 de noviembre de 2013

La leve recuperación económica reduce el consumo de televisión

Los brotes verdes de la economía española parece que han llegado para quedarse tras certificar el Banco de España al menos el fin de la recesión tras 5 durísimos años de crisis. ¿Está dando la televisión algún síntoma o señal de esos brotes verdes para poder constatar que caminamos rumbo a la salida de esta crisis? Sí, si nos atenemos a los datos que arrojan los audímetros sobre el tiempo que pasan diariamente los españoles ante el televisor viendo sus programas favoritos. Y también teniendo en cuenta que la tele es el ocio más barato por antonomasia y el refugio de aquellos hogares donde no se da una situación económica precisamente boyante.
    Los datos sobre el consumo de televisión en España constatan claramente cómo llevamos cinco meses consecutivos reduciendo el tiempo diario frente a la pantalla con respecto al mismo periodo de 2012. De junio a octubre de este año 2013 los espectadores han pasado 12,3 horas menos (-739 minutos) con el mando a distancia en la mano y pegados al sofá: junio (30 minutos menos), julio (-93), agosto (-217), septiembre (-120) y octubre (-279). El dato de este último mes es bastante significativo por la tendencia, aunque también octubre ha sido meteorológicamente un mes sin apenas temporales de lluvia o frío en España,  factor que tradicionalmente suele elevar en los hogares el consumo de televisión. Independientemente, estos cinco meses a la baja en el uso de la pequeña pantalla son un hecho inédito que no ocurría desde que empezó la crisis en 2008. Desde ese año el consumo de televisión se había disparado y raro era el mes en el que no se marcaba un récord histórico. Así, fue en febrero pasado cuando se llegó al máximo de consumo de televisión nunca alcanzado en España desde que hace tres décadas se empezó a medir este dato:  la barbaridad de 272 minutos de media por persona y día (4,5 horas). Estas cifras a la baja con huida del tiempo de los espectadores en los cinco meses precedentes  según aporta Kantar Media –la empresa que mide las audiencias en nuestro país-, dan la razón a las manifestaciones realizadas recientemente por uno de los gurús del medio en España, el consejero delegado de Mediaset –léase Telecinco y Cuatro-, Paolo Vasile: “Una televisión no puede ir bien en un país que va mal”. Y eso a pesar de un quinquenio de  crisis en el que las dos empresas privadas de televisión que cortan el bacalao audiovisual–Atresmedia/Antena 3 y Mediaset España-, no han caído en números rojos en sus cuentas de resultados anuales para gozo de sus accionistas.
   Este pasado mes de octubre el consumo medio diario de televisión en España fue de 242 minutos, con los aragoneses como los más teleadictos del país (259) y los andaluces en segundo lugar de este ranking (255). Llama la atención de que sea precisamente Aragón la que encabece esta clasificación, coincidiendo justo cuando su televisión autonómica lleva dos meses liderando también el ranking como cadena de la Forta con mayor cuota de pantalla. Se trata de un dato histórico dentro en el terreno de las audiencias de las autonómicas y más aún con una emisora relativamente joven y en unas emisoras golpeadas seriamente por la fragmentación adosada a la implantación de la TDT años atrás.
    Hasta ahora 2012 fue el año donde se logró el mayor consumo histórico anual con 246 minutos por persona y día, hasta 35 minutos más que justo una década antes. En el acumulado enero-octubre de 2013 vamos por 241 minutos de media –sólo uno por debajo que en 2012- pero la tendencia de cinco meses consecutivos con caídas hacen barruntar que no habrá nuevo dato histórico. Y eso –menos para los anunciantes y los dueños de la cadenas- supone una buena noticia se mire como se mire. Aunque se mire menos la televisión.



Consumo de televisión España junio-octubre 2013*

Junio: 238 minutos (-1)
Julio: 210 minutos (-3)
Agosto: 193 minutos (-7)
Septiembre: 230 minutos (-4)
Octubre: 242 minutos (-9)


*Media minutos día/persona y variación mismo mes 2012


Consumo de TV España desde el inicio de la crisis*

2008:  227 minutos
2009: 226 minutos
2010: 234 minutos
2011: 239 minutos
2012:  246 minutos
2013: 241 minutos**


*Media minutos día/persona. **De enero a octubre