jueves, 27 de febrero de 2014

Y de pronto, buenas noticias

No hay nada como las buenas noticias. Son el antídoto perfecto para combatir, especialmente, a los gafes que nos rodean. Cuentan que allá por los años '80 hubo un periódico del norte de Europa que sólo publicaba buenas noticias. Aquello se saldó con una mala noticia que no llegó a dar en su portada: el cierre del períodico ante el fallo estrepitoso del proyecto por falta de lectores que lo comprasen en los kioscos.
   Hoy tenemos una buena noticia -más bien excelente- para los que nos dedicamos a ese oficio llamado Periodismo. Es algo así como el nacimiento de un lince que contradice su extinción. ¿Está preparado...? Ahí va: se ha publicado una oferta de trabajo para un periodista. Así, sin anestesia. Este rara avis se ha producido en la ciudad de Pamplona. Se desconoce de momento cuál es el sueldo para el puesto, sí al menos los otros requisitos. Lea, incrédulo, la oferta de trabajo pinchando aquí.
   La otra buena noticia salió en el ABC de Sevilla el pasado 14 de enero, concretamente en su sección de Cartas al director. No se la destripo, mejor léala.
   Lo único malo es que esta crítica feroz de las redes sociales se ha vuelto en su contra: la carta al director de este vecino de Tomares se ha conocido en medio mundo.....gracias a las redes sociales.

No hay comentarios: