martes, 11 de noviembre de 2014

Pescado y playa de secano

En mi ciudad, El Puerto de Santa María, todo lo imposible puede suceder siempre que sea a peor. Hay una Autoridad Portuaria -sin apenas barcos- que cierra estupendos chiringuitos de toda la vida en la zona bajo su supervisión y da el visto bueno para abrir un Burguer King, por ejemplo. Ya puestos, ahora están a punto de favorecer que los vendedores de la lonja de El Puerto emigren a Jerez -ciudad pesquera con tradición milenaria, aunque sea de secano- ante la pasta que tienen que soltarle por operar en sus terrenos. La flota pesquera pasó al olvido y ahora toca el turno para lo que queda de la lonja. Que pase el siguiente.
   No sería un caso único. Terry, empresa que vegeta tras ser lo que fue para la economía local, no es de El Puerto de Santa María sino de nuestros vecinos. Aquí lo tiene: una etiqueta del Centenario de toda la vida. "Producido -aunque no se lea en la foto adjunta por la malla- y embotellado por Bean Spain SL  (...) Jerez de la Frontera".  A este paso, el Ayuntamiento jerezano lo va a conseguir y lograr que El Puerto sea su barriada marítima -como sueltan allí con sorna- y crear una concejalía de playas para mandar sobre Valdelagrana. Y, quién sabe, a lo mejor les da por arreglar la decadencia y el abandono de esta urbanización turística y eliminar la zona naranja.