miércoles, 13 de mayo de 2015

Susana Díaz y los ascensores andaluces y andaluzas

Susana Díaz pasó la semana pasada por Al rojo vivo, el programa de La Sexta caracterizado -léase con algo de humor- por su objetividad y ecuanimidad a la hora de tratar a todas las fuerzas políticas. Por eso, su conductor sometió a la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía -léase con cachondeito gaditano-carnavalero-  a una entrevista a cara de perro, dura, no,  durísima. De interrogatorio en Guantánamo, para que me entienda. Una entrevista que deja en jabón, abrazos y fiestas de cumpleaños a las que realiza su colega Ana Pastor en la misma cadena.
  Susana Díaz sembró varias perlas para enmarcar en esta aparición en La Sexta. La mejor, sin lugar a dudas, cuando le echó desparpajo para advertir a la audiencia de los siete males y plagas que se avecinan si el Parlamento andaluz no da el visto bueno para investirla presidenta con todas las de la ley.
   ¿Y cuáles son esos males que nos acechan por la falta de acuerdo en favor de Díaz? Muchos y variados, entre los que se encuentran los mayores de Andalucía que esperan contar con un ascensor en su edificio. ¿¡¡¡Cómorrrrrrr!!!? Sí, sí, lo dice ella misma (ver minuto 1:05:43 de la entrevista: "Es que la gente -detalla Susana- no puede entender que pase un día y otro, y los jóvenes esperando las becas del B1 y los mayores esperando por los ascensores".). Y también, añade la dirigente del PSOE, los preparativos del curso escolar 2015/16 o los planes para la sanidad andaluza este verano. Pero claro, todos estos asuntos salen adelante sin problemas porque se haya formado o no un Gobierno, que para algo existe una cosa llamada Administración pública. Mañana jueves nueva votación en el Parlamento andaluz. Tiene pinta -salvo error u omisión- de que Susana tampoco saldrá investida presidenta.  Lo que sí tiene pinta es que la decisión de Susana de convocar elecciones, teniendo su gobierno estabilidad y con la excusa de buscar estabilidad, será estudiada en las facultades de Politología como Master sobre errores clamorosos y en cursos de verano que versen sobre políticos que se disparan al pie.
   Quién sabe si en breve en La Sexta hará Díaz otra entrevista para advertirnos que si la situación se enroca se pone en peligro, además de los ascensores para los mayores, la existencia del servicio de socorristas en las playas andaluzas, la circulación de trenes, la apertura de hospitales o el cumplimiento del calendario de mareas. Quién sabe.
 

No hay comentarios: