miércoles, 30 de diciembre de 2015

Un siglo de tecnología a estrenar

Studebaker fue una empresa automovilística de la edad dorada del automóvil en Estados Unidos. En diciembre de hace ahora 52 años cerró para meterse en los libros de historia del motor. La empresa nació en 1899 y, sólo un par de años después, empezó a vender su primer vehículo: un coche eléctrico. El modelo es este que ve aquí abajo y que lleva como pasajero ilustre a Edison, el padre de la electricidad.
   Han pasado nada menos que 113 años desde que el coche eléctrico de Studebaker salió a la calle desde su factoría de Indiana. Más de un siglo y la tecnología de estos vehículos sigue en desarrollo y sin despuntar en ventas. Esto sucede al tiempo que de Pekín a Roma, pasando por Madrid, las grandes ciudades adoptan a finales de este 2015 medidas de emergencia por la alta polución, debida a la contaminación que provocan fundamentalmente los vehículos movidos por gasolina/gasóleo. ¿Por qué las grandes empresas del automóvil van con un siglo de retraso en la tecnología de coches eléctricos? Quizá no exista tal retraso sino sólo la decisión de esconder una tecnología que ya tienen desarrollada. Mientras, el barril de petróleo sigue cotizando muy barato y en mínimos históricos. Posiblemente sea parte de un intento para evitar que sea rentable enterrar los motores de explosión y dejar paso, de una vez, a los coches eléctricos.

No hay comentarios: