miércoles, 30 de diciembre de 2015

Un siglo de tecnología a estrenar

Studebaker fue una empresa automovilística de la edad dorada del automóvil en Estados Unidos. En diciembre de hace ahora 52 años cerró para meterse en los libros de historia del motor. La empresa nació en 1899 y, sólo un par de años después, empezó a vender su primer vehículo: un coche eléctrico. El modelo es este que ve aquí abajo y que lleva como pasajero ilustre a Edison, el padre de la electricidad.
   Han pasado nada menos que 113 años desde que el coche eléctrico de Studebaker salió a la calle desde su factoría de Indiana. Más de un siglo y la tecnología de estos vehículos sigue en desarrollo y sin despuntar en ventas. Esto sucede al tiempo que de Pekín a Roma, pasando por Madrid, las grandes ciudades adoptan a finales de este 2015 medidas de emergencia por la alta polución, debida a la contaminación que provocan fundamentalmente los vehículos movidos por gasolina/gasóleo. ¿Por qué las grandes empresas del automóvil van con un siglo de retraso en la tecnología de coches eléctricos? Quizá no exista tal retraso sino sólo la decisión de esconder una tecnología que ya tienen desarrollada. Mientras, el barril de petróleo sigue cotizando muy barato y en mínimos históricos. Posiblemente sea parte de un intento para evitar que sea rentable enterrar los motores de explosión y dejar paso, de una vez, a los coches eléctricos.

martes, 29 de diciembre de 2015

Una Navidad sin spot de Navidad

Todos los años en Navidad las cadenas de televisión se dan un atracón de publicidad en toda regla. Un frenesí de spots en los que Telecinco se encuentra como un cochino en un charco.Ya sabe que tanto Telencinco como Antena 3 son incluso expertas en emitir películas entre corte y corte publicitario.
  En este 2015 la creatividad de los anuncios de televisión anda por los suelos y no hay ninguno que merezca la pena recordar. El de Loterías es simplón e insulso y el de Campofrío -otro clásico reciente por estas fechas que ya en 2014  pinchó- no se acerca ni de lejos al de Cómicos con el que pegó el pelotazo hace unos años en su estreno. El Corte Inglés, con lo del cuento de la bombilla de marras, no toca ni de lejos la fibra sensible. Y para qué hablar de la legión de spots con creatividad cero de los de colonias y perfumes: olido uno, olidos todos.
  Visto lo visto nos quedamos con una campaña publicitaria para televisión.....del pasado verano. Es de una pizza ni más ni menos que de Finlandia. Su protagonista es un español, andaluz desdentado y desternillante: el Risitas. Aquí lo tiene. Disfrute del spot con el sonido original y los subtítulos en finés. Ahí es nada.
PD. Y que Loterías se replantee recuperar al Calvo de forma urgente.
 

martes, 22 de diciembre de 2015

Adiós, Sr. Scrooge

La Navidad nunca falla a su cita, faltaría más. Ni tampoco la felicitación navideña de mi familia. Son ya 6 años a través de este blog de andar por casa deseando lo mejor en estas fechas y, aún más y mejor para el Año Nuevo que vamos a estrenar.
   Esta Navidad el christmas -que también se envía por correo postal de toda la vida a la familia y a los amigos más cercanos en un alarde de tradición, con sus sobres y sus sellos, para que el buzón tenga una carta que no sea la del banco- rememora Cuento de Navidad, una historia inmortal de Charles Dickens. Eduardo, Claudia y Paty encarnan los fantasmas de las navidades pasadas, presentes y futuras. Y, luego, uno mismo ejerce modélico de avaro, miserable, malhumorado, roñoso y despreciable Sr. Scrooge. No en vano, la autora del christmas es mi mujer y me ha retratado a la perfección. Un personaje el tal Scrooge que es despreciable, odia la Navidad y todo lo que ésta representa ligada al amor, la familia o los sentimientos.
  Evite a aquellos que hacen incluso bueno y admirable al Sr. Scrooge, quien muy al final se da cuenta de su inmenso error. Y nos despedimos, que el moñas que llevo dentro está en plenitud de facultades. Feliz Navidad. Y adiós, Sr. Scrooge.

martes, 15 de diciembre de 2015

El ridículo de Telecinco

Los informativos no dan dinero a las televisiones pero si prestigio. Entre el dinero y el prestigio Telecinco, obviamente, ha apostado por lo primero, que para algo es una empresa privada que cotiza en bolsa. Lo estrambótico del caso es que sus informativos son los más vistos de España desde que arrebataron el liderazgo a los de TVE-1. Y no, no son ni mucho menos los mejores de la televisión. Los de la pública estatal o los de Antena 3 les dan mil vueltas y un repaso de arriba a abajo, pero en Telecinco el efecto arrastre de sus programas de entretenimiento juega a su favor. Así es la televisión y la cosa de las audiencias, qué le vamos a hacer.
   La cadena que pilota Paolo Vasile ignoró el debate entre candidatos de la pasada semana en Atresmedia. Al enemigo empresarial, ni agua, y por eso en la escaletas de sus informativos no metieron el debate a pesar de ser el tema indiscutible del día. Uno se imagina la cara de los periodistas de sus telediarios agachando la cabeza y mirando para otro lado a la hora de confeccionar la escaleta de aquel día.
   Hoy tocará cuarto y mitad previsiblemente de la misma estrategia para pasar olímpicamente del debate entre Rajoy y Sánchez que moderó anoche el ajado Campo Vidal en la Academia de Televisión (ATV). En esta ocasión, al enemigo, también, ni agua. ¿Y qué le ha hecho la pobre Academia al imperio-cortijo de Vasile en Mediaset?
   El odio del capo catódico italiano a la Academia de Televisión se fraguó el año 2000 cuando Telecinco organizó y emitió la III edición de los Premios Anuales de la Academia. Entonces la gala era rotaria entre las cadenas que integran la institución audiovisual y le tocaba a la de Fuencarral tras las ceremonias de TVE -cutre- y la de Antena 3 -espléndida, la mejor- supervisada por el fallecido Hermida, primer presidente de la Academia.
   Vasile creía que por emitir la gala iba a arrasar en el palmarés de los Premios de la Academia y lo que vio aquella noche fue todo lo contrario: desde su televisión y para toda España en directo los galardones a lo mejor de la televisión fueron para La 1, La 2, Antena 3....y unos pocos de relleno para su tele. Y Vasile dijo basta y mandó a negro a la Academia de Televisión: dejó de pagar su cuota anual a la Academia -4 tristes millones de pesetas y -lo más deleznable- no permitió que sus estrellas pisaran acto alguno organizado por la ATV. Algunos, como Máxim Huerta, Gran Wyoming o Juan Ramón Lucas, pasaron de él y acudieron a los saraos de la Academia dando muestra de una profesionalidad e independencia admirable.
   Este mes tiene pinta de que Telecinco volverá a ser la televisión más vista de España y que también lo será del conjunto de 2015. Informativos líderes y programas de telebasura con millones de seguidores tratando cuestiones como la infidelidad empresarial del representante de Belén Esteban. Muy triste y patético pero la pasta es la pasta. En este caso, italiana, y cuyo gusto saborean millones de españoles cada día. Telecinco y Cuatro, los dos puntales de Mediaset España, hacen una televisión que da dinero y audiencia pero la televisión de verdad anida en la depauperada TVE, la politizada La Sexta y la profesional Antena 3. Y poco más.

martes, 1 de diciembre de 2015

Mal día para sacar pecho












A Marlboro no le ha dado por patrocinar ningún congreso médico sobre el cáncer de pulmón. Al menos que se sepa. Tampoco el whisky JB se encuentra entre los mecenas de Alcohólicos Anónimos. Sin embargo, las eléctricas no se cortan un pelo y  lucen campañas publicitarias sobre energías limpias coincidiendo con la apertura de la Cumbre del Clima de París.
   Nuestra líder Iberdrola se cascó ayer mismo una campaña en prensa, con llamadas en portada como la de El Mundo con el hastag #Just2 Challenge que aquí reproducimos. O sacando pecho para "frenar el cambio climático" en este otro anuncio como faldón de la portada del suple de El País publicado con motivo del foro parisino en la lucha contra el calentamiento global. Y, justo ayer, con la campaña publicitaria recién salida del horno, Iberdrola fue multada con 25 millones de euros por "fraude y artificio" al manipular en 2013 el precio de la luz, según un durísimo expediente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia -CNMC-.
   La "infracción grave" que Iberdrola niega en redondo se produjo en vísperas de las navidades de 2013, el peor año con diferencia de la crisis económica, con miles y miles de familias sufriendo para pagar a tiempo el recibo de la luz. Con ese desolador panorama en los hogares españoles, la eléctrica -con un par de watios-  buscó, según la CNMC, encarecer el precio de la luz para dar más lustre si cabe a sus enormes beneficios anuales. Sí, muy poco edificante para una compañía que nos manda campañas publicitarias donde salen familias felices y sonrientes, bosques verdes y molinos de viento produciendo energía limpia.
   Las grandes eléctricas españolas son las dueñas de las centrales nucleares españolas pero nunca verá -pero nunca nunca- a uno de sus presidentes visitándolas o haciéndose fotos junto a ellas para iniciativa publicitaria alguna. Y eso que, mal que nos pase, las nucleares son limpias para el aire -residuos aparte- dan miles de puestos de trabajo y reducen nuestra petroleodependencia. Ojalá que sí veamos al expediente de la CNMC seguir su curso y que la multa se cobre para devolver al Estado un dinero sisado a los contribuyentes y consumidores con nocturnidad por la empresa que nos da la luz.
PD. El periodista Carlos Segovia escribe hoy en El Mundo un interesante artículo sobre la multa a la eléctrica titulado "Minimulta a una gran manipulación". Y, lo que son las cosas, este periódico titula a toda página "Fraude y artificio" de Iberdrola al manipular el precio de luz en la sección de economía, y apenas 6 páginas atrás aparece un anuncio de la empresa acompañando la información de la Cumbre de París.