lunes, 29 de febrero de 2016

Si bebes o escribes, no conduzcas

El mítico Stevie Wonder, en un español con acento descacharrante, ya lo dijo en la década de los 80 en un spot de la Dirección General de Tráfico que nadie recuerda pero que dejó grabada en la memoria colectiva su "si bebes, no conduzcas". El mensaje, que todavía sigue en vigor, no era otra cosa que el título de una de sus canciones popularizada en la película La mujer de rojo.
   Tres décadas después hay otro peligro similar al alcohol al volante: ir escribiendo en el teléfono móvil mientras seguimos pisando el acelerador. Ahora, "si bebes o escribes, no conduzcas". Un excelente spot informativo de las autoridades de tráfico en Canadá. Aquí lo tienes.
PD. Y ojo con en el spot de Stevie: ni el cantante ni el chófer llevan puesto el cinturón de seguridad cuando en aquellos años en España era obligatorio para el conductor y también el pasajero de delante, no así para los que viajaban atrás.

No hay comentarios: