viernes, 18 de marzo de 2016

Ponga una Secretaria de Estrategia Discursiva en su vida

Hay veces que la lengua española se estira y se exprime tanto que el significado de las palabras se pierde por el desagüe de lo ininteligible. Aquí tiene un ejemplo: la carta de la jefa de Podemos en Andalucía por la que se carga a un miembro de la cúpula del partido. Teresa Rodríguez se quita de en medio a una tal Esther Sanz como  "Secretaria de Estrategia Discursiva". ¿Mande? ¿Qué ha dicho usted? Pues eso, que por si alguien no sabe de qué va eso de la "Secretaria de Estrategia Discursiva" de Podemos, la propia Teresa Rodríguez apostilla entre paréntesis en la carta que se trata de "(prensa)" para que la gente que lea aquello se entere de qué se está hablando.
 Hay veces, como ésta, en que la realidad supera a la ficción. Porque un José es un Pepe, un Ramón es un Moncho y un Manuel es un Lolo, pero una Secretaria de Estrategia Discursiva no es nada si no se explica a continuación que estamos, se supone, ante la jefa de Prensa y Comunicación de toda la vida.

No hay comentarios: