lunes, 27 de junio de 2016

In memoriam. José Javier Uranga

Mercedes Galdós, jefa del comando Nafarroa de ETA, lo tenía tan claro como la cúpula de la banda terrorista: había que asesinar sí o sí al periodista José Javier Uranga. Al frente como director desde 1962 del Diario de Navarra, en las páginas de este periódico regional se defendía la democracia, la libertad y a la comunidad foral ante cualquier plan de anexión al País Vasco.
   El 22 de agosto de 1980 la etarra -con apenas 25 años de edad- esperó a José Javier -de 55 años- a las puertas del rotativo para ametrallarle y rematarlo en el suelo con una treintena de balazos. Cuentan que al ser auxiliado en el suelo tras la huida de los asesinos José Javier tuvo aliento suficiente para contar: "Ha sido una mujer. La perdono". Tras un año hospitalizado regresó a la redacción y a plantar cara a ETA con tinta y papel.
   Este pasado sábado Uranga fallecía en su tierra a los 90 años. El periodismo y los periodistas tienen en él a un referente y un icono. A un hombre que de nacer en la patria de Ernest Hemingway -quien ayudó a colocar a Pamplona como una ciudad mundial-  habría sido toda una celebridad internacional, con su vida retratada en libros y contada en una gran película. Pero aquí en España no hemos sido ni siquiera capaces de galardonarle y reconocer su valía con un Premio Príncipe de Asturias de Comunicación o cualquiera de los premios con cierta solera que otorgan anualmente los periódicos de referencia. Su nombre no es conocido por el gran público pero su vida y su profesionalidad son un ejemplo real para el Periodismo y los periodistas con un mínimo de memoria sobre su profesión. 
PD. La etarra Galdós, condenada a 500 años de cárcel por 17 asesinatos, cumplió una condena de 19 años y salió de la cárcel en 2005. Redimió 10 años de prisión por estudiar entre barrotes, practicado aerobic, aseando celdas como auxiliar de limpieza o practicado fútbol sala durante esa condena .

No hay comentarios: