jueves, 28 de enero de 2016

Pague su hipoteca en 3 cómodos siglos

Juro que no hay trampa ni cartón. Que no se ha utilizado el photoshop ni se ha manipulado absolutamente nada. Esta oferta de hipoteca corresponde al banco ING y es una fotografía de la publicidad que me ha remitido vía correo electrónico.
   Fíjese bien en la oferta irrechazable: en ING proponen una hipoteca que se puede pagar en hasta 323 años. O sea, más de tres siglos pagando una hipoteca que no pasa de 330.000 euros, lo que daría una cantidad de apenas 82 euros mensuales. Eso sí, habría que cumplir con hasta 3.872 mensualidades a lo largo de más de tres siglos y varias generaciones. Quizá no sea un error y sí una nueva táctica bancaria para captar nuevos clientes per saecula saeculorum.

martes, 26 de enero de 2016

Esas entidades benéficas llamadas bancos

No me cansaré de repetirlo: no hay institución más benéfica, filantrópica y de ayuda al necesitado que la banca española. Mismamente parecen ONGs, entidades que siempre te echan un cable sin pedirte absolutamente nada a cambio. Ahí está el Banco Santander, a la cabeza de estas instituciones siempre al servicio del ciudadano ya sea domingo, festivo o puente.
   En Cataluña, este pobre hombre ha colgado en un vídeo su experiencia con el Santander. Fue a una oficina de la familia Botín para pagar los 10 euros que costaba una excursión escolar de su chaval. Todo muy normal hasta que entra en juego la letra pequeña de los bancos: hacer el ingreso de 10 euros lleva aparejada una comisión.....¡¡¡de 10 euros!!! Como lo oye. Y si quiere verlo, aquí lo tiene.
  Bankia anda este mes con una campaña publicitaria vendiendo las bondades de que te quita todas las comisiones. Y uno tiene la sensación de que lleva al menos 10 años escuchando a todo el sector bancario español difundiendo campañas clónicas intentándonos colar exactamente lo mismo: el fin de las comisiones. Y tiene guasa que se gastan sus dineros en este tipo de campañas cuando desde estas navidades los cajeros nos dan un "susto y muerte" en forma de comisiones que antes no existían por hacer una extracción.
   Lo dicho: benditas entidades benéficas, filantrópicas y de ayuda al necesitado. Mañana está previsto que el Santander presente sus cuentas anuales de 2015. Un pico de sus beneficios milmillonarios vendrá de esos incautos a los que soplaron comisiones por ingresar 10 míseros euros para una excursión escolar.

lunes, 18 de enero de 2016

Hortera Musical. Parte III

La música amansa a las fieras pero, sobre todo, ayuda a levantar el ánimo y la moral cuando se flaquea. Como hoy lunes, el día más triste del año según una maniobra publicitaria en la que ayudó un investigador de la Universidad de Cardiff para bautizar esta jornada como Blue Monday. Algo así como el día perfecto para que se cumpla la Ley de Murphy sí o sí por mucho que nos empeñemos en lo contrario.
   Todo hortera musical que se precie sabe que no hay mejor forma de combatir estos días que escuchando una de esas canciones que hacen venirte arriba. Aquí no tenemos una sino dos. Una es reciente y muy conocida, la otra es de un grupo de éxito de los 80 que la incluyó en su horrorosa película que patinó y naufragó en la taquilla.
   La recientes es I dont fell like dancin' de los Siccsor Sisters, la otra es la desconocida Milkshake de sus majestades horteras los Village People. Ponga alto al volumen en los auriculares. Elija una o las dos y dele al Blue Monday donde más le duele.

jueves, 14 de enero de 2016

Ignacio Salas. In memoriam

Cuando nació la web de la Academia de Televisión, de la que fue su alma mater y presidente hasta 2006, más de un directivo del medio miembro de la institución se quejaba y contaba que no era nada serio que Ignacio Salas hubiera redactado un currículum tan impropio para regocijo de internautas. Escribía sobre sí mismo este vasco de Bilbao, español de la Ciudad de los Periodistas de Madrid, seguidor a pachas del Athletic y del equipo merengue y con una ideología tan centrista que daría el pego como asesor de Rajoy o ideólogo de Pedro Sánchez y Albert Rivera: “Es conocido porque es popular, es popular porque sale en la tele y sale por la tele porque es conocido. Es decir, que su fama es consecuencia de la repetición de sus apariciones. Algo así como el león de la Metro, la sintonía de Eurovisión o las campanadas de Fin de año”.
   Este barbudo de noble segundo apellido Lamamié de Clayrac, hijo del gran militar, historiador del ejército y pionero del paracaidismo Ramón Salas Larrazábal, vivió la etapa dorada de TVE, cuando el talento televisivo de España se concentraba en las instalaciones de Prado del Rey. Allí hizo prácticamente de todo pero, especialmente, parir guiones de un humor directo e inteligente junto a Guillermo Summers, un andaluz que queda ahora viudo y de luto. Ambos formaron un tándem inteligente y arrollador a pesar de que fuera de las cámaras su relación se asemejaba a la letra de una canción de Pimpinela. En la tele del bendito monopolio Salas triunfó con y Sin embargo te quiero, Segundos fuera, Esto es Joyibú, Juego de niños o Si te he visto no me acuerdo. Su última etapa en la tele pública que lo prejubiló con nocturnidad y alevosía en un ERE lo recluyó en Al habla en La 2, aquel canalillo donde trabajó todo el rojerío audiovisual durante la dictadura franquista.
   “Como es imposible aguantarle mucho tiempo seguido –seguía contado en su currículum-, ha sido sucesivamente; redactor, reportero, locutor, narrador, realizador, guionista, creativo y presentador de todo tipo de programas, lo que le ha dotado de una especial destreza para elaborar distintos tipos de banalidades”. Además, disfrutó del cheque extra mensual que durante casi 10 años le pagaba Citroën para ser el rostro y encargarse de spots de televisión junto a Summers. Ahí nacieron, con permiso del escándalo de Volkswagen, esos recordados “Olimpo de los Diesel” o “Diesel gustazo” hasta que el fabricante prescindió de la popular pareja en 2002. Su creatividad también llegó a letras de canciones del grupo Tam Tam Go!
   Adicto a los periódicos de papel, la radio, el fútbol de Zinedine Zidane, el tabaco, las mujeres y el ciclismo por televisión, labró amistad con los pioneros que pusieron en pie la televisión en España. Desde el realizador Pedro Amalio López al periodista Pepe Casas, el padre y creador del telediario y al que el telediario no dedicó un mísero segundo en la escaleta el día de su fallecimiento, un olvido que desgarraba a Salas porque esa TVE era su tele. “No es posible –clamaba- que la televisión en España hable de los festivales de cine más desconocidos y recónditos y sea incapaz de hacer lo mismo sobre los festivales de televisión. O que se vayan muriendo los creadores del medio en España y encuentren el silencio más absoluto en la pequeña pantalla”.
   Quizá hoy el adiós de Salas, víctima de varios cánceres, sí encuentre un hueco en la tele que siempre amó y defendió como presidente de la Academia de Televisión y como “peatón de la historia”, la forma con la que mejor se definía a sí mismo. En esa tele deja grandes colegas, como el gran cámara Evaristo Canete, y amistades interruptus como la de Letizia Ortiz. “Tienes que salir y conocer a una chica guapa que no tiene novio”, me decía celestinesco cuando justo por entonces la periodista vivía en secreto un noviazgo con el Príncipe Felipe. Su carácter en ocasiones ermitaño hizo que declinara asistir a la boda real porque “qué me voy a poner, junto a quién me van a sentar y de dónde saco yo dinero para hacerles un buen regalo”. Y no fue. Mientras, con una plantilla de cuatro gatos y un presupuesto de cuatro duros, ponía en marcha cada día una Academia de Televisión y creaba el Premio Talento a los profesionales tras las cámaras o el Premio Pilar Miró para guionistas de telefilmes. Y, siempre, esquivando grandes presiones de las cadenas para que sus premios anuales a lo mejor de la televisión fueran limpios y sin trampa ni cartón.
   Salas se ha ido además con un humor negro que ni el concejal Zapata. “Hoy empiezo –me contaba hace poco- mi tercera semana con cinco chutes de radio y uno de quimio. Y como el body nunca me ha dicho que tenga vocación de legionario, aunque esté como una cabra, no puedo evitar cierta inquietud a que se me acabe el chollo. En todo caso ya me he mentalizado para ir al toro con senil desenfadado y sin perder la sonrisa”. Este es su obituario y debe concluir así, con una sonrisa. Con el cierre de emisión y carta de ajuste para quien admitía que soñó con ser “Billy Wilder, dibujo animado, delantero del Athletic o atleta sexual, pero como no valía para nada aprendió muy pronto a renunciar”. Alguien que soñó siempre con un gran Museo de la TV en España al que nunca renunció.

lunes, 4 de enero de 2016

Campanadas y campanazos ciclónicos


Como experto reconocido en Nochevieja, Año Nuevo y Campanadas -lo acredita mi partida de nacimiento de las 0.20 horas del 1 de enero de 1968-, muestro mi absoluta sorpresa por el hecho de que un vestido con transparencias de la repetitiva Cristina Pedroche se convierta en la primera y más comentada noticia del año en la retransmisión de Antena 3 desde la Puerta del Sol. Sin discusión, me quedo con la que montó el año pasado Canal Sur con la pifia con la que lió sus campanadas desde Almería.
  El inicio de este 2016 nos deja a la Pedroche de nuevo en el ojo público, como a Artur Mas como eterno candidato a presidir la Generalitat tras las elecciones del 27-S. El dirigente catalán tendrá que optar más pronto que tarde entre irse a casa o seguir siendo el más claro ejemplo, defensor y valedor de la Ley de Murphy, esa normativa nunca derogada y según la cual todo lo que es susceptible de salir mal sale siempre mal.
  Y mientras Orange se decide de una vez a cumplir con su compromiso de instalarme la fibra óptica en casa -llevan ya dos meses sin saber explicarme porqué no lo hacen pese a mis múltiples reclamaciones por tierra, mar aire, atención al cliente y twitter-, este año 2016 la prensa en papel sigue intentado levantar sus depauperadas ventas con su bazar de cartillas gratis. Los periódicos, que tanto y tanto critican en sus informaciones la letra pequeña de cualquier empresa que intenta estafar, defraudar, engañar...a sus posibles clientes- luego miran a otro lado cuando les toca a ellos tirar de una práctica tan lamentable.
   En El Mundo tienen ahora en vigor una promoción para conseguir un "aspirador ciclónico". Por supuesto, "gratis" cumplimentando la cartilla con 24 cupones y reservándolo con un sms o llamada que sale por 1,45 euros. Por supuesto, con una letra pequeña de esas que aparecen con un asterisco en los anuncios. ¿Y qué dice ese asterisco adosado a una letra pulga? Que tendrá que pagar la módica cantidad de "14,95 euros en concepto de gestión de envío y manipulación". Un envío muy extraño porque no se lo llevan a casa sino que debe ir usted al quiosco a recogerlo. Un campanazo ciclónico que, al menos, servirá para que la actualidad de 2016 pueda ayudarle a aspirar de su casa a Mas y Pedroche como focos cansinos de la actualidad política y rosa. PD. No se confunda: Más es el de lo serio y Pedroche la de lo insustancial.