jueves, 31 de marzo de 2016

Soñar con un Seat 600

En casa de mis padres eran de Seat. Entre 1974 y 1987 hubo un 1430, un 127 -en el que aprendí a conducir-, un Ritmo y un Ibiza de la primera serie. Una vez fueron infieles y compraron un Simca 1000 de los que fabricaba el genio de Barreiros en su fábrica de Villaverde. Nunca tuvimos un 600, el coche con el que mis padres se sacaron el carné en la autoescuela.
  Hay cosas que no se pueden explicar ni con la ciencia ni con la fe. Una de esas es mi pasión incondicional por el Seiscientos, el utilitario que puso sobre cuatro ruedas a los españoles. El año que viene se cumplirán 60 años de su nacimiento y la salida de la primera unidad de la factoría, ya cerrada y abandonada, de la Zona Franca de Barcelona. Entre aquel 27 de junio de 1957 y el cese de su producción el 3 de agosto de 1973 pasaron casi 800.000 Seitas por aquella cadena de montaje.
    El sueño que me sigue persiguiendo -también en 2016- me traslada a conducir y ser dueño de uno de esos coches. Mientras continúa esta persecución que dura ya unas décadas, miro y vuelvo a mirar este vídeo de la web de Seat. O éste otro con la voz en off de Matías Prats padre. Y también, para recordar que no decaiga mi empeño, cada día camino del trabajo y de regreso a casa echo un vistazo al Seiscientos misterioso aparcado junto al Palacio de la Moncloa, a la vera de  la carretera A6. En los 60 y 70 miles de españoles soñaban con tener un Seat 600. En 2016 todavía los hay con el mismo sueño.

miércoles, 30 de marzo de 2016

La prensa de papel se defiende en la Base de Rota

Con mucha más pena que gloria la Base aeronaval de Rota cumple 60 años en este 2016. La efeméride, salvo error u omisión, pasará completamente desapercibida. Y eso que -protestas al margen reclamando su cierre- estamos ante uno de los escasos focos de riqueza de la provincia de Cádiz, el fortín del paro europeo.
   En el recinto militar hispano-estadounidense inaugurado en 1956 se agolpan unos 10.000 habitantes en sus 26 kilómetros cuadrados, de los que la mitad son efectivos del ejército norteamericano. Hace apenas unos años que la base vive una nueva edad de oro con la llegada de los barcos del escudo antimisiles aprobado en los estertores del gobierno Zapatero.
  Una población que cuenta con un periódico en papel de los de toda la vida, con una interpretación del toro de Osborne -símbolo no oficial de España, de momento- como flamante logo junto a la enseña nacional y la de las barras y estrellas. Se llama The Coastline -La línea de costa-, su periodicidad es semanal, un gratuito escrito en inglés y su editor es el Gobierno de los Estados Unidos. A lo largo de sus 24 páginas y con un diseño de otra década, este medio informa de asuntos de la Base de toda índole y donde, faltaría más, prima la actividad militar.
  En su portada de esta semana llevan como noticia principal la llegada a puerto del USS Ross, barco de guerra del escudo antimisiles, tras una patrulla que arrancó en noviembre y que les llevó Mediterráneo adentro en misiones para "la defensa de Europa". Pero también en primera plana los bebés nacidos en el recinto naval este año, el anuncio de la retirada de un oficial o el entrenamiento que reciben en la Base militares llegados desde Namibia.
  The Coastline no tiene problemas de publicidad. Todo lo contrario Sus páginas desbordan todo tipo de anuncios de empresas de la zona: alquiler de coches, espectáculos flamencos, pizzerías, iglesias baptistas, apartahoteles....y ofertas de trabajo, anuncios de ayuda contra el suicidio o avisos de la Policía militar para que se les avise ante cualquier cosa sospechosa. Ya puestos, que sepa -lo leemos en la página 4-  que está en plazo para presentar su candidatura al premio de Voluntario del año de la Base.
   Este periódico que nació en los años 90, y cuyas fotografías nunca ganarán el World Press Photo, dedica toda una página a los casi extinguidos anuncios por palabras. Su apuesta por la prensa en papel va tan en serio que no tiene versión web actualizada, sino que suben en la plataforma issu cada uno de los ejemplares que sale de las rotativas. Porque The Coastline no se vende en los kioscos y la mejor forma de acceder a él fuera de la Base es cazarlo en los negocios, bares y restaurantes que se publicitan en sus páginas.
  En la Base de Rota sigue en pie el milagro de un periódico de papel que, además, tiene vacante el puesto de periodista y fotógrafo, según comprobamos en la mancheta de su último número. Todo un lujo para los tiempos complicados que atraviesa la profesión y sus empresas... excepto en este campamento militar, porque el complejo también posee una emisora de radio que emite las 24 horas del día: Eagle Rota, en el 102.5 de FM. Es más; hasta unos cines con películas de estreno antes de que lleguen a España -también en Drive-in para ir con la familia en coche al aire libre- con unos precios de risa: desde 1 euro la entrada. Gutenberg, Marconi y los hermanos Lumière,  al margen del Yankees go home en una esquinita de Cádiz.

martes, 22 de marzo de 2016

Cuando la electricidad baja, el recibo de la luz sube

El 1 de enero pasado entró en vigor en España una bajada de las tarifas eléctricas domésticas, el recibo de la luz de casa de toda la vida. La caída no fue como para tirar cohetes y poner el horno, la secadora y el aire acondicionado a la vez para celebrarlo, pero menos da un kilovatio: un escuálido pero agradecido 0,7 disminuyó el precio de la electricidad.
   Hace unos días me ha llegado al buzón de casa el recibo del periodo enero-febrero de 2016 y, efectivamente, me aplican ese 0,7 y, de paso y ya puestos, me cuelan una subida del 52% en el precio del alquiler de los equipos de medida, vulgo, el contador de la luz. Aquí tienen la prueba de que las compañías eléctricas son unas cachondas y también suben el recibo cuando lo bajan. Para quedarse de piedra e incluso electrificado con un recibo de la luz todo es posible. Menos que baje, claro.

viernes, 18 de marzo de 2016

Ponga una Secretaria de Estrategia Discursiva en su vida

Hay veces que la lengua española se estira y se exprime tanto que el significado de las palabras se pierde por el desagüe de lo ininteligible. Aquí tiene un ejemplo: la carta de la jefa de Podemos en Andalucía por la que se carga a un miembro de la cúpula del partido. Teresa Rodríguez se quita de en medio a una tal Esther Sanz como  "Secretaria de Estrategia Discursiva". ¿Mande? ¿Qué ha dicho usted? Pues eso, que por si alguien no sabe de qué va eso de la "Secretaria de Estrategia Discursiva" de Podemos, la propia Teresa Rodríguez apostilla entre paréntesis en la carta que se trata de "(prensa)" para que la gente que lea aquello se entere de qué se está hablando.
 Hay veces, como ésta, en que la realidad supera a la ficción. Porque un José es un Pepe, un Ramón es un Moncho y un Manuel es un Lolo, pero una Secretaria de Estrategia Discursiva no es nada si no se explica a continuación que estamos, se supone, ante la jefa de Prensa y Comunicación de toda la vida.

martes, 15 de marzo de 2016

Mileuristas abstenerse

El vídeo no mató a la estrella de la radio pero Infojobs sí se cargó a los anuncios en prensa de ofertas de trabajo. Hasta hace unos pocos años la mejor oficina de empleo abría los domingos en las páginas salmón de los periódicos, principalmente en el diario El País. Aquello, con la crisis e internet, se esfumó con la misma rapidez con la que el papel aluminio sustituyó al papel prensa a la hora de envolver bocadillos.
   En 1963 hasta el deportivo Marca publicaba anuncios con ofertas de trabajo. Como este que aquí reproducimos del 18 de marzo de ese año, víspera del Día del Padre. Una empresa siderometalúrgica "importante" ofrecía puestos de todo tipo con unas condiciones hoy utópicas por inalcanzables hoy en día: buen sueldo -esas 5.000 pesetas vienen a ser unos 2.000 euros de hoy en día- una  "sobreprima", corren con la factura de la mudanza y el traslado de la familia, dan una "gratificación primeros gastos y, pista para el artista, ofrecen hasta "vivienda para oficiales de primera". Esto lo ven hoy los sindicatos y en la CEOE y les da un siroco. Y a un parado, dos.

jueves, 10 de marzo de 2016

Cuéntame cómo era El Puerto de Santa María

Cualquier tiempo pasado fue anterior. En 1974 El Puerto de Santa María, en Cádiz, empezaba a despuntar turísticamente como la mayoría de las ciudades costeras españolas. Este vídeo de RTVE que cazo en el Facebook del Bar Los Pepes -que luce en 2016 igual o más esplendoroso que en ese 1974- se muestra un recorrido por la ciudad, fundamentalmente desde el punto de vista turístico. Hay, cómo no podía ser de otra forma, estampas nostálgicas, muy nostálgicas: una Valdelagrana sin las torres de apartamentos en su paseo marítimo y su hipódromo abierto, el Motel El Caballo Blanco a pleno rendimiento, lo mismo que el Club Mediterráneo....Sí, cualquier tiempo pasado fue anterior. Pulsa aquí  para ver ese vídeo y sacar tus propias conclusiones.
PD. En el fotograma de arriba del vídeo de RTVE se ve el Hotel Puertobahía recién inaugurado, la construcción de Valdemar y, a su lado, la curva del hipódromo también utilizado como circuito de motos.

viernes, 4 de marzo de 2016

Una ciudad sin símbolos y sin alma

Querido tío Fernando y Manolo. De nuevo aquí para contaros cómo van las cosas por ahí fuera. Como creo que compartís, una ciudad sin sus símbolos, que mira a otro lado mientras su identidad se cae a pedazos y en el olvido, suele ser una ciudad sin alma. Esa es nuestra ciudad natal, El Puerto de Santa María, una población de casi 90.000 habitantes de los que más de 12.000 se encuentran en el paro y cuyas principales industrias empleadoras son el propio Ayuntamiento, sus cárceles y, desde la esfera privada, el Grupo Osborne.
Cinco años después de que se fuera a pique, el Vaporcito sigue varado junto al Guadalete. El que fuera símbolo portuense anda en los huesos, a punto de desplomarse sin que nadie que se sepa mueva un dedo. Aunque ahora hablan de rehabilitarlo dentro de poco sólo podrán hacerlo sobre sus astillas. Otro de nuestros símbolos, los caballos cartujanos de Terry, abandonaron la ciudad según me soplan por la puerta de atrás sin que nadie se diese cuenta y, lo peor, sin que nadie los eche de menos en las caballerizas de la calle Cielos ni trotando de paseo por las calles.
En el plano cultural teníamos un Festival que funcionaba llamado Monkey Week que se ha largado a Sevilla, un Festival de Comedias que este verano se ha movido de sitio para empeorar y las Fundaciones Alberti, Pedro Muñoz Seca y Luis Goytisolo andan prácticamente fundidas. La cuasidesconocida de Manolo Prieto, el creador del universal toro de Osborne, ha cogido carretera y manta -como su astado- a la vista de que nadie le ha hecho caso. Y, como somos unos cachondos, la cabalgata del carnaval la pasamos a la cuaresma por la lluvia y la cabalgata de Reyes tuvo más polémica que alegría. Ya os contaré si la Semana Santa portuense saca pasos en la Feria de las Banderas, que todo es ponerse.
El libro Guinness de los Récords está a punto de certificar que somos la ciudad donde las obras públicas en las calles se eternizan y suspenden para pasar inconclusas de un siglo y una década a otra sin remisión. Los turistas que entran por cualquier acceso de la ciudad se maravillan con el Hotel Caballo Blanco saqueado a la entrada de Valdelagrana, el Hotel Duques de Medinaceli abadonado, una esplendorosa estampa al inicio de la Ribera del marisco con las tripas de un parking abierta en canal y con matojos, la rotonda de Santa Clara junto al cementerio en obras desde hace años y la carretera de Rota inconclusa tras una década para duplicar la calzada en 9 míseros kilómetros. Menos hemos tardado entre el fin de las obras del pabellón deportivo de la Angelita Alta y su entrada en servicio: 8 años de nada. Y, como guinda, la calle Larga -la supuesta arteria de la ciudad- con la acera ocupada desde el siglo pasado por los andamios del Palacio Winthuysen. Los turistas que se adentran por el centro tienen como principal atracción un tour por los solares vallados y abandonados llenos de basura, además de casas palacio que aguantan el tipo previo al derrumbe lo mejor que pueden, como los esqueletos de las casas del Pueblo marinero de Puerto Sherry.
Eso sí, tenemos el tercer logo turístico en tres años y hemos creado -no se aún para qué, la verdad- los llamados de forma rimbombante espacios mixtos participativos. Me gustaría ser optimista pero prefiero tirar de realismo. Sí, el chef Angel León es un monstruo que se sale, pero de momento no muchos pueden permitirse gastarse más de 200 euros en un menú que sabe a gloria según los que pueden disfrutarlo. A pesar de todo, somos muchos los que seguimos creyendo y apostando porque saldremos de ésta. Y os lo contaré. O eso espero. Mientras, suspiramos por tener una triste y mísera estación de autobuses, algo ya logrado por pueblos de media España el siglo pasado.
Con cariño desde la capital del Imperio. Ignacio
PD. Por cierto, las Bodegas Terry son ahora propiedad de una empresa de Filipinas.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Cómo hemos cambiado

Con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en puertas, este próximo 8 de marzo, buceamos en el pasado para sumergirnos en las páginas del diario deportivo Marca en su edición del 18 de marzo de 1963. Allí damos con esta joya de anuncio que nos intenta vender una enciclopedia de cocina al módico precio de 130 pesetas -unos 80 céntimos de euro de hoy en día-.
   La publicidad va dirigida a "toda compradora" dando por sentado de que ningún hombre adquirirá ni un mísero ejemplar Y tanto, ya que en el cupón que se debe rellenar para hacer el pedido sólo aparece la opción de "Doña" para solicitar la enciclopedia de cocina. Pero eso no es lo mejor. Si la mujer del año 1963 quería comprar el libro a plazos debía "indicar cargo y dirección del empleo del padre o marido".
Impresionante. Han pasado, afortunadamente, 53 años. Ya no hay que pedir permiso al padre o al marido y, además, un hombre puede llevarse a casa un libro de cocina. El avance ha sido para los dos sexos.