miércoles, 18 de mayo de 2016

El Periodismo para niños de 9 años

   Hoy voy a hablar y escribir sobre el único asunto sobre el que soy cualificado experto de reconocido prestigio mundial: yo mismo.
   Hace unos días  retrasé mi entrada al trabajo para impartir una clase sobre el trabajo de periodista, la noticia y la entrevista a un público especial y muy exigente. Había hasta ahora hablado para estudiantes de facultades de Periodismo o directivos de comunicación pero nunca a alumnos de 9 años de 4º de Primaria: los 50 del colegio María Auxiliadora de Majadahonda, entre ellos mi hijo. Los chavales van a sacar un periódico de la escuela a la vieja usanza, en el clásico papel, nada de nuevas tecnologías. Y para prepararse querían escuchar a alguien que se dedique a la cosa de contar lo que pasa por ahí y ponerlo sobre un papel.
   La clase duró hora y pico, con animado debate al final para recibir las preguntas más curiosas que uno pueda sospechar. Allí les repetí hasta el cansancio -en eso también soy refutado experto- que hay que leer mucho, escribir con letra clara y bonita, contar la verdad y tener siempre a mano un diccionario, además de Google, para ser un buen profesional de lo que sea.
  Todos han escrito una noticia que trataba precisamente sobre mi intervención. Incluso la acompañaron de dibujos -ahí arriba tiene la prueba- sobre mi charla: algunos deben andar regular de la graduación de la vista, de la memoria o ser -seguramente- unos grandes cachondos porque me han retratado ¡¡¡¡con pelo!!! Y hoy he elegido la que considero que es la mejor después de leer en su menuda caligrafía que "el periodismo no es fácil" y "tener cultura es importante"; también que "ser periodista llevaba una gran responsabilidad porque si hacías algo mal te podrían denunciar"; o que "para escribir una buena noticia es muy importante hacer las preguntas adecuadas". Esta es la que he elegido como la mejor tras un complicado veredicto por el alto nivel de las redacciones:

                                          Visita del periodista Ignacio Gago

"El pasado viernes 6 de mayo el periodista Ignacio Gago visitó nuestro colegio para hablarnos a los alumnos de 4º de Primaria sobre su profesión de Periodismo.
   La charla tuvo lugar en la sala de ordenadores de educación infantil. Conocimos como llegó a ser periodista y nos habló sobre la noticia y la entrevista.
   Pudimos saber que una noticia para que lo sea debe responder a cinco preguntas: quién, dónde, cómo, cuándo y por qué.
  Nos explicó que la noticia trabaja con teletipos que son las noticias de última hora que llegan a las agencias de noticias. En España tenemos dos agencias de noticias muy importantes: agencia Efe y Europa Press.
   Sobre la entrevista supimos que para realizarse hace falta un entrevistador, que hace las preguntas y un entrevistado que responde. Aprendimos que, siempre, durante la entrevista se debe grabar lo que en ella se ha dicho, de esta forma se asegura que aunque el entrevistado negara algo de lo que dijo, con la grabación se puede confirmar.
   Al final de la exposición pudimos hacerle algunas preguntas, fuimos como entrevistadores y él entrevistado"

lunes, 9 de mayo de 2016

130 años bebiendo Coca-Cola

En una farmacia de Atlanta -EEUU-, de la mano de John Pemberton y como un simple jarabe hace ahora 130 años: un 8 de mayo de 1886. Así nació la Coca-Cola, la marca comercial más conocida del mundo. La bebida entró en Europa a través de España a finales de los años '20. Hubo que esperar al 31 de marzo de 1953 -hace 63 añitos- para que se fabricase la primera botella de Coca-Cola en nuestro país, en la planta de Cobega de Barcelona.
   En 1959 encontramos el primer spot nacional de la chispa de la vida, con unas bailarinas sin ritmo ni compás y con el guiño final de la tonadillera patria Carmen Sevilla, que igual te vendía en anuncios publicitarios un refresco del american way of life que los primeros televisores de la holandesa Philips con su "Familia Philips, familia feliz". Ya sea Clásica, Light o Zero -además de otras variantes con menor éxito-, Coca Cola es parte de nuestras vidas. Al menos de la mía.

To er mundo é güeno

Hay gente del cine que exprime y retuerce los guiones para lograr comedias y montajes que hagan reír. Uno de ellos fue Manuel Summers. En 1982 dio el pelotazo en taquilla con su To er mundo é güeno, una película sin pretensiones de cámara oculta callejera que reflejó la sociedad española de aquellos años. También hay políticos que retuercen explicaciones sobre lo inexplicable. Y logran carcajadas generalizadas. Como Uxue Barkos, actual presidenta de la Comunidad Foral de Navarra.
   El CIS la ha colocado siempre como la política mejor valorada de España, aunque los sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas reflejan que alrededor del 80% de los encuestados desconocen -quizá como usted mismo- quién es la tal Uxue Barkos. El CIS tropieza ahora en la misma piedra porque a la política de Geroa Bai la ha sustituido en el ránking de político mejor valorado al jefe de Izquierda Unida, Alberto Garzón. En el CIS, ya lo ve, son unos cachondos.
  La presidenta Barkos es abertzale, independentista y licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra. Y tiene un hermano que trabaja en eso de la construcción. Ahora se ha destapado que el Gobierno que comanda su hermana le ha adjudicado en un procedimiento negociado sin publicidad -o sea, a dedo, nada de concurso público- encargarse de las obras de un instituto a cambio de 30.000 eurillos . Además, ha tenido la suerte y la deferencia de que el ejecutivo navarro le invitase a presentarse al concurso restringido de marras.
   Destapado el caso, Uxue Barkos ha alzado la voz -vea el vídeo y juzgue- para proclamar airada -tras preguntarle un periodista- que no se ha contratado a su hermano sino a un excelente profesional. A la vista de su respuesta, no sólo To er mundo é güeno sino que, como la secuela de esta película casposilla pero graciosa de los 80, To er mundo e demasiaó. Empezando por la presidenta de Navarra, doctorada en casta en apenas 9 meses al frente del ejecutivo foral. Ada Colau, como alcaldesa de Barcelona. también tiene su doctorado cum laude en casta.

domingo, 1 de mayo de 2016

FETO se entrena para los Juegos Olímpicos de Río

Estamos a tiempo de constituir la Federación Española de Tontos -FETO- y acudir este verano a los Juegos de Río de Janeiro para lograr un porrón de medallas sin tan siquiera salir de la Villa Olímpica. Es más, la futura FETO debería poner rápidamente números clausus o alguna clase de examen de acceso para no morir de éxito nada más nacer. Porque los afiliados se contarían por miles.
   Ejemplo: las manifestaciones desarrolladas hoy en las ciudades de España con motivo del Día del Trabajo. Porque, créaselo, además del Día de la Madre y puente en la Comunidad de Madrid por ser mañana lunes el día de la región -al que también, como no, se ha apuntado la comunidad andaluza, experta en apuntarse a un puente cuando se lo ponen a huevo-, hoy ha sido el Primero de Mayo.
   En estas manifestaciones han participado cientos de candidatos a entrar a FETO sin ni siquiera pasar el trámite de inscribirse: son socios de oficio. Son los manifestantes que han salido a la calle, orgullosos, portando banderas de la extinta Unión Soviética -aquel idílico paraíso de los trabajadores- y, pásmese, con banderas de Corea del Norte. Para que se haga una idea, el régimen comunista y hereditario de Corea del Norte deja en simple y bucólico parque de atracciones al régimen nazi de Adolf Hitler. Los campos de concentración del nazismo son un spa con vistas comparados con los que, todavía hoy, existen en la dictadura más inhumana que ha conocido la Humanidad: todo el país es un campo de concentración. Hoy, en la España democrática, hay quien ha tenido la poca vergüenza de salir a la calle luciendo banderas de Corea de Norte. Es lo que tenemos.
   Obviamente, ellos se negarían a adherirse a FETO y propondrían fundar MIPETOFEPRE -Marea Ibérica Peninsular de Tontos Federados Progresistas y Reformistas-. Porque un tonto se caracteriza, además, por huir de todo aquello que sepa, huela, recuerde o suene a España, ya sea su bandera, el himno o el cantante que la represente en Eurovisión.