lunes, 28 de noviembre de 2016

Augusto Pinochet vs Fidel Castro













Uno en Chile y otro en Cuba. Augusto Pinochet y Fidel Castro. Ambos tenían mucho en común. Aquí tiene una lista para ponerle a prueba: ¿A quién se refiere cada una de ellas? ¿A Pinochet, Castro o ambos?

- Accedió al poder tras un golpe de Estado sangriento contra un dictador
-Accedió al poder tras un golpe de Estado sangriento contra un presidente democrático
-Militar
-Detentó el poder sin convocar nunca elecciones democráticas
-Gobernó durante 49 años
-Gobernó durante 17 años
-Su régimen totalitario dio paso a una democracia
-Su régimen totalitario sigue en pie
-La renta per cápita de su país asciende a 24.000 dólares
-La renta per cápita de su país asciende a 7.000 dólares
-Se calcula que su fortuna ronda los 900 millones de dólares
-Se calcula que su fortuna ronda los 140 millones de dólares
-Su régimen encarceló y asesinó a opositores
-Provocó unos 200.000 exiliados en un país con 18 millones de habitantes
-Provocó más de un millón de exiliados en un país con 11 millones de habitantes
-Su régimen dictatorial contó con el beneplácito de Franco
-Fue apoyado por un país líder mundial
-Tuvo una policía política para reprimir a los opositores



lunes, 21 de noviembre de 2016

Escarabajos nostálgicos

Aquí un moñas declarado de los coches que son más que un chasis sobre cuatro ruedas y otra en el maletero: los Seat que motorizaron a los españoles -desde un 600 a un Bocanegra pasando por un 1430-, un Renault 4 latas o un Mini salido de la factoría pamplonesa de Landaben... Y luego los que venían del entonces llamado extranjero, como un Volkswagen Escarabajo.
La multinacional alemana, que a mediados de los 80 engullió a la Seat antes de que muriera tras el divorcio de Fiat, anda metida en un proceso de limpieza de la polución que desde el año pasado le llega de los tubos de escape de sus coches por el dieselgate. Y qué mejor forma de hacerlo que tirando de vídeos, como éste, donde el emblema de la marca se reboza en nostalgia hispana. Merece la pena dedicarle poco más de dos minutos de su tiempo. Pinchar aquí.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Con el humor hemos topado

Se llamaba Pedro y murió fusilado durante una guerra de las muchas y de todo tipo que coleccionó España a lo largo de su historia. Su muerte violenta dejó muestras del mejor humor de un hombre que disfrutó de su vida gracias a saber hacer reír a los demás con sus múltiples obras. Y no sólo sacaba sonrisas a lectores y espectadores sino que, como buen genio, sabía que el mejor laxante contra la vanidad y el egoísmo pasa por reírse de uno mismo.
Cuentan que en los momentos previos a su ejecución siguió escribiendo, esta vez sin lápiz, diálogos que convertirían a Groucho Marx en un becario de regional preferente: "Me temo que todos ustedes -dijo dirigiéndose a sus verdugos- no tienen intención de incluirme en su círculo de amistades".  Un maestro de las letras que antes de caer abatido por las balas se tomaba con humor en su juicio sumarísimo la escena en la que era protagonista a su pesar: "Podréis quitarme la cartera, podréis quitarme las monedas, podréis quitarme el reloj de mi muñeca y las llaves que llevo en el bolsillo, podéis quitarme hasta la vida; sólo hay una cosa que no podréis quitarme, por mucho empeño que pongáis y que es el miedo que tengo". Ni en la película La vida es bella se encuentra una escena como ésta que deja al humor negro a la altura del betún.
La Iglesia madrileña ha comenzado hace unos días el proceso de canonización de este escritor nacido en mi pueblo, El Puerto de Santa María. Seguro que este portuense se está partiendo de risa con la decisión y pensando que muy mal deben andar las cosas por la tierra en este 2016 para que se abra dicho proceso. Seguro que hay otro portuense -en este caso gran poeta-, que vivió a apenas dos calles de distancia de la suya y de nombre Rafael, que estaría dispuesto pese a su ateísmo a fajarse y dar fe a la iglesia que se merece esa canonización. Muñoz-Seca se apellidaba el genio y Alberti su vecino de calle y también genio.
//Fotografía del actor Fernando Fernán Gómez en la obra La venganza de don Mendo//

lunes, 14 de noviembre de 2016

Un año menos para el calvo de la Lotería

Habemus anuncio de televisión de la Lotería de Navidad. Si no lo has visto, pincha aquí. No, no esta mal. Lo mejor del spot viene en los segundos finales, que es cuando toca la patata y la fibra sensible de los que la tienen. A los demás, indiferencia, porque no es de los mejores ni mucho menos aunque mantiene una tradición navideña española y que no tiene tantos años desde que se implantó.
   Aunque en breve aterrizará el spot navideño de Campofrio -que nació potente en 2011 y se fue desinflando luego-, el de la Lotería es todo un clásico desde que en 1998 apareció un tal Clive Arrindel bajo los acordes inolvidables de Doctor Zhivago. El calvo de la Lotería nos estuvo acompañando hasta 2005 con los mejores y más conseguidos del spot del sorteo más esperado del año. Y volverá. Porque nadie sabe ni se acuerda quien o qué protagonizó el anuncio de la Lotería del año pasado y porque serán residuales los que -dentro de un año- sepan decir quién ha sido la protagonista del de este año. Porque la nostalgia vende y el regreso del calvo de la Lotería más todavía, que es de lo que al fin y al cabo aquí se trata. Ya lo verá.

viernes, 11 de noviembre de 2016

El chollo del siglo en el Ayuntamiento de El Puerto

Hace apenas un mes le contábamos por aquí el concurso público del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María para comprar el vestuario de los 140 agentes municipales: más de 300.000 euros en varios ejercicios. Se lo explicamos en un post titulado Ya es otoño en la Policía Local. Ya hay ganador y, sí, no es otra que la empresa que acuñó el slogan de marras: El Corte Inglés.
     Los grandes almacenes se han llevado el contrato con una oferta de 96.498 euros anuales, lo que supone ninguna rebaja -pero ni un mísero euro- sobre la licitación del Ayuntamiento tras excluir del concurso a otras firmas por distintas anomalías. Y lo mejor no es que cada año se dediquen 100.000 euros a comprar botas, camisetas, chalecos, calcetines, bermudas, polos.... sino que hemos ganado con la adjudicación, porque el Corte Inglés ha tenido la deferencia de regalar un casco para motorista y una unidad de botas de media caña para el cuerpo de la Policía Local. Que no se diga que no son unos desprendidos y que el Ayuntamiento de El Puerto no ha hecho el contrato del siglo con un chollo incorporado e inesperado. Casco y botas gratis tras soltar 100.000 euros del presupuesto de la ciudad. Y es que hay veces que me lo quitan de las manos.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Va a ser que EEUU is different

Vamos por partes: Donald Trump no es santo de mi devoción. Tampoco es que Hillary Clinton levante mi admiración. Pero el pueblo americano, ese de "We the people" de su Constitución se ha dado un nuevo baño de democracia -y de paso al resto del mundo- colocando al multimillonario de corte de pelo estrafalario en el sillón de mando del despacho oval. Y de ahí no lo sacará nadie -ni la Benemérita- como mínimo hasta 2021 si las urnas no dictan lo contrario. Algo sabrá de democracia el censo de Estados Unidos cuando ha decido mandar a Hillary a su casa y a Donald a la Blanca.
  Aquí en España, como no estuvimos en la invención de la democracia porque estábamos a otra cosa y bastante ocupados, llevamos casi 20 años desde nuestra Constitución de 1978 pretendiendo una reforma electoral. Una ley electoral de la que se quejan repetidamente aquellos partidos que no logran la mayoría para gobernar por muchos comicios que se celebren mes sí, semestre también.
  Mientras que en nuestro país nos quejamos de la ley D'Hondt que prima al apoyo que va hacia las mayorías y a la concentración del voto -normativa que beneficia a los nacionalismos vasco y catalán, Bildu y ERC incluidos- en Estados Unidos colocan de presidente al que perdió las elecciones. Sí, como suena. Porque Hillary Clinton obtuvo 233.404 papeletas más en las urnas que su rival Donald Trump. Sin embargo, el complejo sistema electoral estadounidense no entiende del voto popular sino del colegio electoral para dar con el inquilino del 1600 de la avenida de Pensylvania.
   Párese a pensar por un momento que en las elecciones legislativas españolas del 26-J se presentaran a la presidencia sólo Rajoy y Pedro Sánchez, lograse muchos más voto popular el segundo y se invistiera al líder del PP como jefe del Gobierno. Acongoja -y también lo otro- mirarse en el espejo de la fuerte y admirable democracia de Estados Unidos, ¿verdad?